Información

¿Es el “gaslighting” un concepto corriente en las ciencias cognitivas?

¿Es el “gaslighting” un concepto corriente en las ciencias cognitivas?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El término "gaslighting" (que se refiere a la manipulación abusiva de los hechos para confundir a las víctimas) es común en las fuentes de psicología popular, y tengo amigos que informan que sus psicólogos o psiquiatras usan el término como una forma de taquigrafía.

Sin embargo, he buscado en un par de diccionarios de psicología en línea y no definen el término.

He buscado en este sitio y solo aparece una vez.

He buscado en Google Scholar. Mientras pueda encontrar algunos referencias al término, especialmente un artículo "seminal" de 1981, Algunas consecuencias clínicas de la introyección: gaslighting, no parece haber muchos artículos que lo hagan referencia, y no tengo la experiencia para evaluar si son ideas marginales o ciencia convencional.

¿Es el gaslighting solo psicología popular, o el concepto de gaslighting es ampliamente aceptado en las ciencias cognitivas?


El artículo de wikipedia al que vinculó con respecto al término Gaslighting tiene referencias a literatura clínica y de investigación.

Dorpat, (1996) habla de las incidencias de Gaslighting realizadas por terapeutas.

En el tratamiento, el psicoterapeuta está en una posición de poder. A menudo, se abusa involuntariamente de este poder. Al tratar de encarnar una preocupación compasiva por los pacientes, los terapeutas utilizan técnicas aceptadas que pueden conducir inadvertidamente al control, adoctrinamiento y fracaso terapéutico. Contrariamente a la tradición y los valores declarados de la psicoterapia, sutilmente coaccionan a los pacientes en lugar de respetarlos y ayudarlos genuinamente. Los tipos más graves de abuso de pacientes, los deliberados como la explotación sexual y financiera, están expresamente prohibidos por las organizaciones profesionales. Sin embargo, no existen regulaciones que desalienten las formas más encubiertas de manipulación, que muchos médicos ni siquiera consideran una explotación.

Jacobson & Gottman, (1998) habla de los maltratadores de esposas.

Después de su década de investigación con más de 200 parejas, los autores concluyen que no todos los agresores son iguales, ni la progresión de su violencia es siempre predecible. Pero han descubierto que los maltratadores tienden a caer en una de dos categorías, a las que llaman "pitbulls" y "cobras". Los pitbulls, hombres cuyas emociones se desbordan rápidamente, son impulsados ​​por una profunda inseguridad y una dependencia malsana de las parejas a las que abusan. Los pitbulls también tienden a convertirse en acosadores, incapaces de dejar de lado las relaciones que han terminado.

Las cobras, por otro lado, son geniales y metódicas ya que infligen dolor y humillación a sus cónyuges o amantes (Fuente: sinopsis de Google Books)

En el libro, dice

Una táctica de abuso emocional que es común entre los pitbulls, pero no entre los cobras, es el fenómeno conocido como "gaslighting". (El término proviene de la película Luz de gas, en el que Charles Boyer convence a Ingrid Bergman de que se está volviendo loca). Dimos un ejemplo de este fenómeno con Dave y Judy, en el que él negó descaradamente que fuera un maltratador. El gaslighting es un apego sistemático a la percepción de la realidad de la esposa.

El término se ha utilizado en artículos que he leído en los últimos meses, incluido uno de Christine Louis de Canonville (2017), quien tiene un B.A. (Hons.) Licenciada en Psicología, y Sarkis (2017) dentro de PsychologyToday.

Si busca en Google Scholar, el sitio devolverá miles de resultados, incluidos artículos en revistas de terapia, por lo que el concepto de gaslighting es ampliamente aceptado en las ciencias cognitivas.

Referencias

Dorpat, T. L. (1996). Gaslighting, el doble golpe, interrogatorio y otros métodos de control encubierto en psicoterapia y psicoanálisis. Nueva York: Jason Aronson
ISBN-10: 1-5682-1828-1
ISBN-13: 978-1-5682-1828-1

Jacobson, N. S. y Gottman, J. M. (1998). Cuando los hombres golpean a las mujeres: nuevas perspectivas para poner fin a las relaciones abusivas. Nueva York: Simon y Schuster
ISBN-10: 1-4165-5133-6
ISBN-13: 978-1-4165-5133-1

Louis de Canonville, C. (2017). Los efectos del gaslighting en las víctimas de abuso narcisista [En línea]
Disponible en: http://narcissisticbehavior.net/the-effects-of-gaslighting-in-narcissistic-victim-syndrome/

Sarkis, S. (2017) ¿Son conscientes los encendedores de gas de lo que hacen? [En línea]
Disponible en: https: //www.psychologytoday.com/blog/here-there-and-everywhere/201701/are-gaslighters-aware-what-they-do


No lo llamaría un concepto generalizado, pero se discutió en algunas fuentes principales. Sin embargo, hay una divergencia de significado; algunos artículos médicos / psiquiatras antiguos de la Commonwealth la usan principalmente para denotar que alguien fue internado de manera inapropiada en una institución mental ... mientras que la noción más amplia sobre la que pregunta se encuentra en fuentes más recientes y de factor de impacto más marginal. Además, el concepto británico original se ha vuelto a etiquetar como "ganancia terciaria de la enfermedad" en los EE. UU.

En primer lugar, el artículo "seminal" de 1981 (de Calef y Weinshel) que mencionas está en una revista psicoanalítica, lo que me haría pensar inmediatamente en su validez / aceptación (a menos que estés en Francia). Sin embargo, la página de Wikipedia cita un artículo más antiguo de Lund & Gardiner, 1977, que es solo un informe de caso, pero en una revista de psiquiatría convencional, el British Journal of Psychiatry. Abstracto:

Se reporta un caso de psicosis paranoide en una anciana en el que aparentemente el personal de la institución donde residía la paciente inducía episodios recurrentes. Se discuten las cuestiones planteadas por este caso.

El artículo realmente seminal (citado en el anterior) es Barton & Whitehead (1969) "El fenómeno de la luz de gas". Lancet, yo, 1258-60. pero este también fue el informe de un caso (dos en realidad). The Lancet, como probablemente sepa, es una revista médica convencional (no solo psiquiátrica).

Otro artículo en el Br. J. Psych es Smith y Sinanan, 1972, The 'Gaslight Phenomenon' Reappears A Modification of the Ganser Syndrome, https://doi.org/10.1192/bjp.120.559.685 comienza con:

En 1969, Barton y Whitehead informaron de dos casos en los que había planes definitivos para eliminar a un pariente no deseado y restrictivo mediante la obtención de la admisión en un hospital psiquiátrico, y un caso de una anciana ingresada en un hospital psiquiátrico después de una incontinencia fecal inducida. La anciana era considerada una molestia en un asilo de ancianos y le administraban purgantes con regularidad. Inevitablemente tuvo algunos "accidentes" y estos fueron utilizados como excusa para trasladarla al hospital. Ellos etiquetaron tales intentos como 'El fenómeno de la luz de gas', inspirada en la obra de teatro Gaslight de Patrick Hamilton, que se produjo por primera vez en Londres en 1939 y más tarde sirvió de base para una película. Su revisión de la literatura descubrió pocos informes recientes de tales manipulaciones. Sin el énfasis del informe de Barton y White Head, los siguientes casos podrían haber pasado desapercibidos. Creemos que es hora de recalcar nuevamente la presencia de este fenómeno y, como muestra este informe, no es exclusivo de los hospitales psiquiátricos.

Y también discuten un par de casos.

Sin embargo, estos artículos tienen pocas citas, utilizando el recuento 30 de Google Scholar para el de 1969. Así que mientras se discutió, rara vez fue así. Es cierto que el artículo de 1981 parece tener más citas (57) pero, en mi experiencia, GS no cuenta los artículos más antiguos y cuenta en exceso los más nuevos.

La búsqueda del término "gaslight" en pubmed arroja alrededor de 10 artículos (un par de los cuales son claramente falsos positivos) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=gaslight y https: // www. ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=gaslighting solo 3 hits. De ahí mi conclusión: discutido en las fuentes principales, pero rara vez, por lo que no es un término generalizado.

También tenga en cuenta que las fuentes del Commonwealth (también hay un documento de Canadá https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7093877) utilizan el fenómeno / síndrome de la luz de gas, mientras que los 3 resultados en pubmed para "gaslighting "son de autores estadounidenses (y 2 seguramente son psicoanalíticos, incluido el artículo que encontró). Me parece un poco extraño que no haya resultados en ninguna revista de psiquiatría estadounidense; quizás los psiquiatras estadounidenses llamaron a la noción de otra manera ... o no encontraron que valiera la pena discutirla. En realidad, un psiquiatra estadounidense (VA), Dansak, que cita a Barton y Whitehead, propuso llamar al concepto ... "ganancia terciaria de la enfermedad" y él (a diferencia de los británicos) aplicó una lente psicoanlítica:

Los PSIQUIATRISTAS reconocen que sus pacientes obtienen ciertos beneficios de sus problemas emocionales. Las ganancias fueron originalmente definidas por Sigmund Freud como las ganancias primarias y secundarias de la enfermedad ”. La ganancia principal es una ganancia intrapsíquica que el paciente obtiene como resultado de sus síntomas, es decir ... una defensa contra y una reducción de la ansiedad. La ganancia secundaria es una ventaja interpersonal o social obtenida por el paciente como consecuencia de su enfermedad. En cada caso, se observa, el paciente es quien "se beneficia". Ross menciona una variación intrigante del problema de la ganancia secundaria en su análisis de las "neurosis traumáticas" y su relación con la compensación. Da un ejemplo en el que “la esposa de un sostén de familia lesionado pudo haber ido a trabajar mientras su esposo estaba incapacitado, contribuyendo al cambio en el equilibrio familiar. Este cambio puede favorecer una regresión en la que se vuelva como un niño o una madre sustituta en el hogar, dependiente de su esposa. o tomar represalias por que ella asumiera su papel. La esposa puede entonces presionar por una compensación para reducir su propia carga ". Esta ilustración presenta la noción de que alguien que no sea el paciente puede buscar o lograr beneficios de la enfermedad del paciente. En este ejemplo particular, la ganancia sería alguna forma de compensación financiera que le permitiría a la esposa dejar de trabajar, contratar una sirvienta. etc. El autor propone que los beneficios buscados o obtenidos de la enfermedad de un paciente por alguien que no sea el paciente se denominen beneficios terciarios de la enfermedad. Además, aunque el ejemplo anterior destaca la ganancia terciaria para la esposa del marido al obtener una compensación por su lesión, todas las ganancias terciarias no son financieras. El siguiente caso demostrará otro tipo de ganancia terciaria, la de expulsar al paciente de su familia.

[detalles del caso]

Siguiendo el marco de referencia del paciente y su enfermedad, el escritor propone definir este fenómeno, en el que alguien distinto del paciente se beneficia de la enfermedad de este último, como la ganancia terciaria de la enfermedad. […] Informes recientes en la literatura británica han discutido ejemplos de esto bajo el título de "Fenómeno de la luz de gas".

También vale la pena señalar que el concepto discutido en las revistas médicas es más estrecho de lo que propone Wikipedia, y generalmente se trata de que alguien sea internado en una institución mental en circunstancias inapropiadas. No estoy seguro de los trabajos psicoanalíticos, no estoy de humor para leerlos ahora.

Sin embargo, el éxito de 2017 en "gaslight" en pubmed (de J. Adv. Nurs.) Tiene un tinte bastante diferente:

La conducta en nuestros lugares de trabajo de enfermería sigue siendo un curioso contraste de declaraciones abiertas sobre calidad, colegialidad y comunidad acompañadas con demasiada frecuencia de lo contrario (Cassell 2011, Lampman et al. 2009, MacKay et al. 2008, Twale & De Luca 2008). Conocido como gaslighting (Sarkis 2017), la desalineación de palabras con acciones sirve para negar o justificar la intimidación y el acoso en un lenguaje de legitimidad. Este comportamiento incluye acciones verbales y no verbales, desde la agresión abierta hasta el debilitamiento sutil pero continuo a través de medios institucionales, que incluyen: asignación injusta de trabajo y roles, asignación de cargas de enseñanza más pesadas, evaluaciones de desempeño injustas y negación de oportunidades (Gloor 2014, Cleary et al.2016).

Por lo tanto, es posible que la noción adoptada en los EE. UU. Viniera por una ruta diferente (no las revistas de psiquiatría británicas), lo que podría explicar la connotación diferente, así como el pequeño número de citas de los artículos británicos. La referencia de "Sarkis S. (2017)" en ese artículo de 2017, lamentablemente, es solo un blog de PT.

Dorpat escribe en su libro de 2007 "Crimes of Punishment: America's Culture of Violence" (p. 179):

Al igual que los psicoanalistas Victor Calef y Edward Weinshel, he adaptado una definición amplia de gaslighting, que incluye no solo a aquellos que se vuelven psicóticos a causa de él, sino a una gama más amplia de víctimas. […]

Los psicoterapeutas y otras personas que no son conscientes de que lo están haciendo, pueden llevar a cabo una forma leve e ingenua de iluminación con gas, y que también pueden desconocer los efectos nocivos de lo que están haciendo. Di ejemplos de psicoterapeutas y psicoanalistas que estaban sometiendo a gaslighting a pacientes y no se daban cuenta. [citando su libro anterior mencionado en la otra respuesta]

Así que supongo que Calef y Weinshel son responsables de ampliar la noción, lo que podría explicar la cantidad de citas que tienen (57 en Google Scholar).

También tenga en cuenta que cuando se aplica a los terapeutas, esta iluminación con gas cae claramente dentro de la iatrogénesis ... y la iatrogénesis en la terapia se ha discutido mucho.

Finalmente (¡espero!) Gass y Nichols (1988) hablan sobre el gaslighting en el contexto de las relaciones extramatrimoniales:

"La peor parte, Harry, es la mentira."

"No estoy mintiendo, solo estás imaginando cosas".

Tales conversaciones se convierten en una parte viciosa de la interacción entre algunos esposos y esposas. El marido enciende o distorsiona la realidad en un esfuerzo por convencer a su cónyuge de que está loca, de que lo que está percibiendo no está sucediendo.

No citan ningún otro artículo para su uso del término.


Encontré este artículo 2018 de Riggs y Bartholomaeus y pensé en esta pregunta. El gaslighting es más común en el lenguaje informal que en la literatura académica. Es muy difícil estudiar la iluminación con gas, ya que es inherentemente relacional y, por definición, el individuo está siendo manipulado por la otra persona. Es una experiencia muy personal que hace que sea bastante difícil estudiar objetivamente, por lo que es muy difícil investigar científicamente. Iluminación de gas definida por Riggs -

Gaslighting se trata de transmitir sutilmente a una persona que no se debe confiar en su propio juicio y que no es competente, lo que socava su confianza en poder confiar en sus propios puntos de vista y experiencias.

Riggs ilustra con ejemplos de casos cómo gaslighting es un abuso relacionado con la identidad y utiliza su experiencia con clientes transgénero para ilustrar las experiencias de gaslighting con padres de niños transgénero.

El gaslighting trata fundamentalmente sobre cuestiones de poder y control (como ocurre con cualquier forma de abuso), en contextos donde las diferencias de poder ya son significativas (como en las relaciones entre padres e hijos), esto puede exacerbar la probabilidad de que las técnicas de control como el gaslighting ocurren y minimizan la probabilidad de que sean identificados por otros.

Me gusta la discusión sobre los enfoques terapéuticos que un médico puede tomar para ayudar a mejorar el impacto y validar el impacto del gaslighting en el cliente.

Referencia:

Riggs, D. W. y Bartholomaeus, C. (2018). Gaslighting en el contexto de interacciones clínicas con padres de niños transgénero. Terapia sexual y de relaciones, 33 (4), 382-394. https://doi.org/10.1080/14681994.2018.1444274


9. Pensamiento y lenguaje

Decir que un objeto mental tiene propiedades semánticas es, paradigmáticamente, decir que es sobre, o verdadero o falso de, un objeto u objetos, o que es verdadero o falso simpliciter. Supongamos que pienso que la democracia está muriendo. Estoy pensando en la democracia, y si lo que pienso de ella (que está muriendo) es cierto, entonces mi pensamiento es cierto. Según RTM, tales estados deben explicarse como relaciones entre agentes y representaciones mentales. Pensar que la democracia está muriendo es simbolizar de alguna manera una representación mental cuyo contenido es que la democracia está muriendo. Desde este punto de vista, las propiedades semánticas de los estados mentales son las propiedades semánticas de las representaciones con las que se relacionan.

Los actos lingüísticos parecen compartir esas propiedades con los estados mentales. Suponga que yo decir que la democracia se está muriendo. Estoy hablando de democracia, y si lo que digo de ella (que está muriendo) es cierto, entonces mi expresión es verdadera. Ahora bien, decir que la democracia está muriendo es (en parte) pronunciar una frase que significa que la democracia está muriendo. Muchos filósofos han pensado que las propiedades semánticas de las expresiones lingüísticas se heredan de los estados mentales intencionales que se utilizan convencionalmente para expresar (Grice 1957, Fodor 1978, Schiffer 1972/1988, Searle 1983). Desde este punto de vista, las propiedades semánticas de las expresiones lingüísticas son las propiedades semánticas de las representaciones que son las relaciones mentales de los estados que se utilizan convencionalmente para expresar. Fodor ha argumentado de manera famosa que estos estados mismos tienen una estructura similar a un lenguaje. (Ver la entrada sobre la hipótesis del lenguaje del pensamiento).


Teorías y métodos de estudio de la psicología transcultural

La cuestión de cómo se puede estudiar la información sobre el funcionamiento psicológico de diversas poblaciones culturales y étnicas recorre la historia de la psicología intercultural como un hilo conductor. Una tradición se basa en la noción de Waitz de la & # 8220 unidad psíquica de la humanidad & # 8221 según la cual la psique humana es esencialmente similar en todas las culturas. La tradición tiene sus raíces en la Ilustración europea del siglo XVII al XIX, cuando filósofos como Hume y Kant enfatizaron la similitud básica del comportamiento humano a través de tiempos y culturas y la necesidad de investigación transcultural para identificar los principios que gobiernan esta universalidad. En la rebelión romántica contra la Ilustración (expresada en la obra de Rousseau y Herder, entre otros, se enfatizaron vastas diferencias en el funcionamiento psicológico de diferentes poblaciones culturales). Los intentos de comparar culturas no pueden sino involucrar aspectos periféricos del funcionamiento psicológico. La tradición no es comparativa y sostiene que las culturas deben entenderse & # 8220desde dentro & # 8221. El debate entre estos dos enfoques se ha repetido bajo varios disfraces. Los ejemplos incluyen la distinción entre universalismo y relativismo cultural. psicología intercultural y cultural, y enfoques éticos y emic (una terminología popular en psicología intercultural, basada en una distinción del lingüista Kenneth Pike). La distinción entre una perspectiva comparativa y no comparativa en antropología y entre el enfoque nomotético e ideográfico en la psicología convencional tiene raíces similares.

Objetivos del estudio de factores culturales en psicología transcultural

Se pueden discernir tres objetivos de los enfoques comparativos y no comparativos: (1) probar la aplicabilidad de las teorías y medidas (generalmente) occidentales en un contexto no occidental, (2) explorar el papel de los factores culturales ampliando el rango de variación de las variables culturales y (3) integrar la cultura en teorías y medidas para contribuir a una psicología verdaderamente universal. Estos objetivos tienen un orden temporal implícito. La psicología transcultural tiene en la actualidad suficiente ímpetu para concluir con confianza que se han dado pasos importantes hacia la realización del primer objetivo.Los instrumentos que cubren varios dominios psicológicos como la inteligencia, la personalidad y el comportamiento social se han administrado en estudios transculturales. Se ha demostrado repetidamente que los instrumentos desarrollados en los países occidentales son susceptibles a diversas fuentes de sesgo, y la susceptibilidad tiende a aumentar con la distancia cultural entre el autor del instrumento y los examinados. El segundo objetivo también ha sido bien estudiado. La psicología social proporciona muchos ejemplos de lo primero; hay amplias demostraciones de la influencia vital y no pocas veces descuidada del contexto cultural en el funcionamiento socio-psicológico.

Las omnipresentes diferencias transculturales en el dominio socio-psicológico sin duda se han sumado a su popularidad en la psicología transcultural. Uno de los ejemplos más conocidos de investigación transcultural dirigida al segundo objetivo fue el trabajo de Segall, Campbell y Herskovits sobre la susceptibilidad a la ilusión (1966). En un gran estudio intercultural, estos autores demostraron que en el entorno construido y con la apertura de la vista natural, la susceptibilidad a la ilusión se relaciona positivamente con la aparición de formas geométricas como rectángulos y cuadrados. Otro ejemplo es el marco ecocultural que se emplea con frecuencia para vincular aspectos psicológicos con características del entorno. En particular, se ha estudiado el estilo de recolección de alimentos, basado en una dicotomía de cazadores nómadas y recolectores de alimentos que viven en sociedades poco organizadas en regiones escasamente pobladas versus agricultores sedentarios que viven en sociedades muy unidas en regiones más densamente pobladas. Se han examinado varias diferencias psicológicas de estas sociedades, como los patrones de crianza de los hijos y el estilo cognitivo.

El segundo objetivo también se ha examinado desde una perspectiva no comparativa. Aquí se analizan dos enfoques. La primera es la psicología cultural, una subdisciplina relativamente joven. Está estrechamente relacionado con el construccionismo social y apunta a una comprensión profunda del funcionamiento psicológico mediante el estudio del comportamiento in situ, generalmente en una sola cultura. La cultura y la personalidad se toman para constituirse mutuamente en un proceso de influencias mutuas. La cultura se ve como un sistema de significados, y los estudios a menudo se centran en cómo los individuos adquieren gradualmente la perspectiva de una cultura. De acuerdo con la práctica común en antropología (etnografía en particular), se utilizan métodos de evaluación que imponen poca o ninguna categorización a priori de los datos, como entrevistas no estructuradas y grabaciones en cinta y video. Debido al interés en los procesos de aprendizaje, a menudo se emplean diseños diacrónicos (longitudinales).

Las psicologías indígenas proporcionan otro ejemplo de un enfoque no comparativo cada vez más popular para comprender la variación cultural. Es un nombre genérico para todos los tipos de psicologías que intentan superar las limitaciones de, en palabras sinha & # 8217s, & # 8220, las tendencias culturalmente ligadas y ciegas a la cultura de la psicología dominante & # 8221 (1997). Las psicologías indígenas se han desarrollado en diversas áreas, como América Latina, India, Japón y China. La necesidad de desarrollar una psicología indígena a menudo se desencadena por los hallazgos de que una aplicación no occidental de una teoría o instrumento occidental común no hace justicia a las especificidades del grupo no occidental. En varios grados de elaboración, estas psicologías intentan superar los sesgos occidentales en la teoría y la evaluación, apuntando en última instancia a mejorar la adecuación y aplicabilidad del conocimiento psicológico para estas áreas. Las psicologías indígenas aún no están lo suficientemente desarrolladas como para tener un efecto serio en la psicología occidental. Hasta la fecha, la integración de los hallazgos transculturales y las teorías de la psicología convencional, el tercer objetivo de la psicología transcultural, sigue siendo un desafío abierto.

Cuestiones metodológicas en psicología transcultural

La mayor parte de la base de conocimientos transculturales está relacionada con la prueba de la aplicabilidad de las teorías y medidas occidentales. En tales estudios, las características metodológicas tienden a requerir atención. Por tanto, no es sorprendente que la psicología intercultural se haya descrito como un método. Un buen ejemplo de tal preocupación es el muestreo de temas dentro de poblaciones culturales. Mientras que el antropólogo a menudo puede depender de un pequeño número de informantes que, debido a su experiencia, tienen buen acceso al conocimiento cultural de interés, como la taxonomía indígena de una flora en particular, el psicólogo transcultural generalmente se ocupa de las características psicológicas que varían sustancialmente entre los miembros de una población. El procedimiento de muestreo que se aplica entonces influye en la interpretabilidad de los resultados. Una comparación de dos muestras elegidas al azar es susceptible de problemas de interpretación: ¿Es la diferencia observada en el funcionamiento psicológico (p. Ej., En el locus de control) el resultado de una diferencia cultural subyacente o debido a diferencias de la muestra en características de trasfondo relevantes aunque no controladas, tales como factores socioeconómicos? estatus, género o educación?

Tres procedimientos de muestreo populares representan diferentes formas de abordar las características de confusión. El primero es el muestreo aleatorio o probabilístico. Supone una lista disponible de unidades elegibles, como personas u hogares. Si se aplica correctamente, tal muestra proporcionará una imagen adecuada de la población cultural. Sin embargo, las variables de confusión, que no se controlan en este enfoque, pueden desafiar la interpretación de las diferencias interculturales.

El segundo tipo es el muestreo emparejado. Una población se estratifica (por ejemplo, en niveles de escolaridad o estatus socioeconómico) y dentro de cada estrato se extrae una muestra aleatoria. Mediante un procedimiento de emparejamiento, se pueden controlar las variables de confusión, pero una muestra de este tipo puede representar de manera deficiente a toda la población. Esto último puede mejorarse aplicando ponderaciones estadísticas a las puntuaciones individuales (por ejemplo, cuando las personas con un alto nivel de escolaridad están sobrerrepresentadas en la muestra, estas puntuaciones obtendrán una ponderación menor que las de las personas con menos educación). El emparejamiento es apropiado cuando los grupos culturales no son muy diferentes con respecto a las variables de confusión, pero el procedimiento no puede corregir adecuadamente las variables de confusión cuando hay poca o ninguna superposición entre culturas (por ejemplo, comparaciones de alfabetizados y analfabetos).

El tercer procedimiento de muestreo combina el muestreo aleatorio con la medición de las variables de control y permite un control estadístico (post hoc) de las variables ambientales. La aplicabilidad de este procedimiento está limitada solo por los supuestos de la técnica estadística utilizada, por ejemplo, un análisis de covarianza asume coeficientes de regresión iguales de las variables de confusión en la predicción de una variable objetivo.

Los estudios transculturales también tienen que ocuparse del muestreo de culturas. Nuevamente, se pueden prever tres tipos de muestreo. El primero es el muestreo aleatorio. Debido al costo prohibitivamente alto de una muestra aleatoria de todas las culturas existentes, a menudo equivale a una muestra aleatoria de un grupo particular de culturas (por ejemplo, culturas circunmediterráneas). El segundo tipo de muestreo de cultivos que se observa con mayor frecuencia es el muestreo por conveniencia. La elección de culturas se rige entonces por consideraciones de disponibilidad y rentabilidad. En muchos estudios, los investigadores de diferentes países cooperan y cada uno recopila datos en su propio país. Las razones para elegir una cultura en particular se basan más en consideraciones sustantivas en el tercer tipo, llamado muestreo sistemático. Una cultura se elige deliberadamente debido a alguna característica, como en Segall, Campbell. y el estudio de Herskovits & # 8217s (1966) en el que las culturas se eligieron en función de las características del entorno ecológico, como la apertura de la vista.

La amplia experiencia con la aplicación de instrumentos occidentales (a menudo adaptados) en un contexto no occidental ha llevado a un conjunto de conceptos y prácticas recomendadas. Los conceptos centrales son el sesgo y la (in) equivalencia. Sesgo se refiere a la presencia de aspectos que amenazan la validez de una prueba o inventario, como elementos inapropiados, un estímulo está sesgado si no tiene el mismo significado psicológico en las culturas estudiadas. Por ejemplo, la aprobación del artículo & # 8220 [I] vi más televisión de lo habitual & # 8221, que forma parte de una lista de afrontamiento común, dependerá de la disponibilidad de electricidad y televisores, entre otras cosas. La equivalencia se refiere a las implicaciones del sesgo en la comparabilidad de las puntuaciones entre culturas.

Estudios multilingües en psicología transcultural

Los estudios transculturales suelen ser multilingües y se han desarrollado prácticas recomendadas sobre cómo se pueden traducir o adaptar los instrumentos. En un procedimiento de adaptación, se reescriben una o más partes para mejorar la idoneidad de un instrumento para un grupo objetivo. La mayoría de los estudios multilingües emplean los instrumentos existentes. Se realiza una traducción, seguida de una retrotraducción independiente y una comparación de la versión original y la retrotraducida, posiblemente seguida de algunas alteraciones de la traducción. Las retrotraducciones proporcionan una poderosa herramienta para mejorar la correspondencia de las versiones originales y traducidas que es independiente del conocimiento del investigador del idioma de destino. Sin embargo, no abordan todos los problemas. En primer lugar, las retrotraducciones dan prioridad a la reproducción literal, lo que puede dar lugar a un lenguaje forzado en la versión de destino que carece de la legibilidad y el flujo natural del original.

Un segundo problema tiene que ver con la traducibilidad. El uso de expresiones idiomáticas (p. Ej., El inglés & # 8220feeling blue & # 8221) o referencias a especificidades culturales (p. Ej., Días festivos específicos de un país) u otras características que no pueden representarse adecuadamente en el idioma de destino desafía la traducción-retro-traducción (y de hecho, todos los estudios en los que se traducen los instrumentos existentes). Cuando se pueden desarrollar simultáneamente versiones en todos los idiomas, se puede utilizar & # 8220decentering & # 8221. en el que no se toma como punto de partida un solo idioma o cultura, individuos de diferentes culturas desarrollan un instrumento de manera conjunta, lo que reduce en gran medida el riesgo de introducir referencias no deseadas a una cultura específica. Durante la última década ha habido una conciencia creciente de que las traducciones y adaptaciones requieren la experiencia combinada de psicólogos (con competencia en el constructo estudiado) y expertos en el idioma y la cultura local de la (s) cultura (s) de destino. En este llamado enfoque de comité, en el que se combina la experiencia de todas las disciplinas relevantes, generalmente no hay una verificación formal de precisión de la traducción. El enfoque de comité está muy extendido entre los grandes organismos internacionales como las Naciones Unidas y la Unión Europea, en los que los textos deben traducirse a muchos idiomas.

Estudios a nivel individual y nacional en psicología transcultural

Los estudios transculturales pueden comparar el funcionamiento psicológico en varios niveles de agregación, desde individuos hasta hogares, clases, escuelas, regiones e incluso países enteros. Con mucho, la mayoría de los estudios comparan individuos, mientras que más recientemente existe un interés creciente en las comparaciones a nivel de país. Con respecto a lo primero, se ha investigado mucho en el área de la inteligencia y el desarrollo cognitivo. Los análisis factoriales de las aplicaciones transculturales de las tareas intelectuales han proporcionado un fuerte apoyo a la universalidad del aparato cognitivo, y las estructuras factoriales que se encuentran en los grupos occidentales y no occidentales tienden a ser idénticas. Por otro lado, los puntajes promedio en las pruebas de inteligencia en particular difieren de manera bastante consistente entre los grupos culturales, y los individuos occidentales con frecuencia obtienen puntajes más altos que los no occidentales. La interpretación de estas diferencias fue y sigue siendo controvertida, y se han ofrecido razones no concluyentes, como el origen genético, los antecedentes ambientales y los artefactos de medición (la idoneidad diferencial del instrumento).

La teoría de Piaget también ha estimulado la investigación transcultural. Se ha encontrado que el orden de las etapas propuesto por Piaget es universal, sin embargo, la edad de inicio de cada etapa tiende a diferir, con más variación intercultural en la edad en las etapas superiores. La evidencia de la universalidad de la etapa más alta, el pensamiento formal-operativo, es débil, aunque la escasa aplicabilidad de las tareas formal-operativas en culturas particulares puede explicar, al menos en parte, esta observación. La evidencia de la antropología cultural basada en observaciones de comportamiento in situ apoya la universalidad del pensamiento formal-operacional.

En resumen, no hay estudios que refuten la universalidad de las características básicas del funcionamiento cognitivo, como los efectos de primacía y actualidad en la recuperación de la memoria a corto plazo, la capacidad de almacenamiento prácticamente ilimitada de la memoria a largo plazo, el logro de la conservación piagetiana y el razonamiento lógico. Sin embargo, el área de aplicación de ciertas habilidades cognitivas puede diferir entre culturas (y a menudo entre grupos profesionales dentro de culturas). Las culturas pueden basarse en un conjunto de & # 8220 bloques de construcción & # 8221 universales, como la memoria a largo plazo, pero el tipo de información que se almacena (por ejemplo, información escolar) puede variar considerablemente entre culturas.

La segunda línea de investigación intenta establecer la universalidad (o especificidad cultural) de ciertos rasgos o estructura de la personalidad en general. Eysenck & # 8217s modelo de personalidad de tres factores (estabilidad emocional, psicoticismo y extroversión) y más recientemente, el modelo & # 8220Big Five & # 8221 de personalidad (escrupulosidad, neuroticismo, extroversión, amabilidad y apertura), que se basa en psicoléxicos estudios, han sido objeto de investigación transcultural. A pesar de los problemas menores en ambas tradiciones (Eysenck aplicó un procedimiento estadístico para demostrar la estabilidad de los factores con un poder estadístico bajo, mientras que el quinto factor de los Cinco Grandes no siempre se pudo recuperar), la estructura de la personalidad entre los sujetos occidentales parece ser esencialmente universal. Sin embargo, algunos estudios no occidentales han señalado lo incompleto de los modelos occidentales de personalidad. Por ejemplo, en un gran estudio chino se encontró que un modelo occidental de personalidad no cubría aspectos que se utilizan con frecuencia en las autodescripciones, como el rostro y la armonía. El posible carácter incompleto de los modelos occidentales de personalidad apunta a una observación que se hace a menudo en la psicología intercultural: los aspectos universales del funcionamiento psicológico se pueden encontrar en un nivel bastante abstracto, mientras que un examen más detenido de un solo grupo (como en el caso de los chinos) estudio) apunta a la existencia de especificidades culturales no cubiertas por la estructura occidental.

Por razones obvias, las comparaciones basadas en puntajes de países no son numerosas, sin embargo, los pocos estudios a gran escala que se han informado han sido influyentes. La primera gran base de datos que contiene información sobre un gran conjunto de culturas fue Human Relations Area Files, publicado en la década de 1960 por George Peter Murdock, un antropólogo cultural. La base de datos contiene puntajes para muchas variables de cientos de sociedades (principalmente no industriales). El conocido problema de la calidad de los datos (las puntuaciones se obtuvieron de una amplia variedad de fuentes, desde antropólogos capacitados hasta misioneros, y a menudo no aplicaron criterios idénticos y con un acuerdo entre evaluadores desconocido) se compensa con creces por el tamaño de los datos. base y la oportunidad de comparar un amplio conjunto de culturas. La publicación de la base de datos ha iniciado una serie de publicaciones en curso.


¿Qué es la teoría cognitiva? (con imagenes)

La teoría cognitiva se basa en la premisa de que los pensamientos de una persona controlan sus acciones, su personalidad y, hasta cierto punto, sus circunstancias. Es un área de la psicología que contrasta fuertemente con la teoría del comportamiento, que establece que existe una interrelación entre los comportamientos de un individuo y su entorno físico. Algunos psicólogos fusionan las dos teorías para formar lo que se llama teoría cognitivo-conductual. Uno de los aspectos más controvertidos de la teoría cognitiva es la idea de que los patrones de pensamiento pueden alterar los trastornos graves del estado de ánimo.

La idea principal detrás de la teoría cognitiva es que un individuo se convierte en lo que piensa. Los comportamientos son el resultado directo de pensamientos internos, que pueden controlarse. La teoría pretende que los procesos y patrones de pensamiento se pueden cambiar si una persona aprende a reconocer y corregir tendencias destructivas. Por ejemplo, la personalidad y la identidad de una persona se pueden remodelar mediante la manifestación del pensamiento.

De hecho, algunos irían tan lejos como para decir que las circunstancias y los resultados de toda la vida pueden controlarse directamente a través del proceso de pensamiento. Según la teoría cognitiva, una forma de fomentar y desbloquear nuevos patrones de pensamiento es a través de la meditación. Se ha demostrado que los trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad, responden a formas cognitivas de terapia. Algunos expertos coinciden en que la terapia cognitiva es un método de tratamiento más eficaz que los antidepresivos solos.

En cierto modo, la teoría cognitiva es similar a los conceptos religiosos orientales, en particular a los que se encuentran en las enseñanzas budistas. Dichos como "pienso, luego existo" y "nos convertimos en nuestros pensamientos" son un reflejo de la teoría. Es la idea de que la expresión externa de una persona es el resultado de la expresión interna.

La teoría cognitiva comenzó a ganar fuerza en los años ochenta y noventa. Muchos recursos de autoayuda se basan en la idea de cambiar la vida y el estado de ánimo de una persona mediante un cambio en los patrones de pensamiento. Por ejemplo, la felicidad seguirá eludiendo a quienes piensan que son infelices o que no ven los aspectos positivos de sus situaciones. Las críticas a esta teoría giran en torno a la idea de que el proceso de pensamiento es demasiado complejo y abstracto para comprenderlo por completo.

Algunos podrían argumentar que el proceso de pensamiento de un individuo no solo está influenciado por sus propias percepciones, sino también por las percepciones de los demás en su entorno. La retroalimentación, especialmente la crítica, puede estimular pensamientos que están más allá del control de la persona que está en el extremo receptor. Si bien esa persona ciertamente puede intentar cambiar esos patrones de pensamiento y replantear la forma en que se procesan las críticas, esos patrones de pensamiento negativos pueden resurgir involuntariamente. Una crítica adicional de la teoría cognitiva es que es relativamente indefinida y difícil de aplicar a la población en su conjunto.


Resumen de la base teórica

Jean Piaget, uno de los investigadores más importantes en psicología del desarrollo del siglo XX, estaba principalmente interesado en la investigación de los procesos cognitivos y el desarrollo de las habilidades cognitivas en los niños. Según su enfoque, la capacidad que distingue a los seres humanos de todos los demás animales es el "razonamiento simbólico abstracto" (Huitt). Al observar a sus hijos y la forma en que llegan a conocer y desarrollar su pensamiento, Piaget elaboró ​​la teoría incorporando dos aspectos principales: la forma en que las personas llegan a conocer y las etapas generales por las que atraviesan en el camino del desarrollo cognitivo (Huitt).

Con respecto a la relación con la naturaleza o la crianza como el motor clave del desarrollo de los niños y niñas, Piaget, como biólogo, decidió confiar en la naturaleza y la maduración como fuerzas impulsoras del proceso de desarrollo. En otras palabras, de acuerdo con esta teoría, hay ciertas etapas basadas en la edad y tendencias de edad observadas en los niños en el proceso de desarrollo y jugando el papel clave (Bergin). En contraste con las teorías del desarrollo nativistas que toman la naturaleza como el principal impulso de desarrollo, la teoría actual percibe al ser humano como un participante activo del proceso de desarrollo y supone que un individuo construye las habilidades cognitivas basándose en la experiencia de su acción dentro del medio ambiente.

La teoría de Piaget & rsquos consta de tres bloques de construcción principales: esquemas, procesos de adaptación que permiten la transición entre las etapas y las etapas de desarrollo en sí mismas (McLeod).

Los esquemas, según Piaget, son las unidades elementales de conocimiento y comportamiento inteligente que se refieren a diferentes aspectos de la percepción del mundo (McLeod). En otras palabras, los esquemas son fragmentos de datos almacenados en el cerebro que le dan al ser humano una pista sobre las posibles reacciones a la información y los estímulos entrantes (Wadsworth). Así, Piaget implicó el aumento del número y complejidad de esquemas en el proceso de desarrollo mental (McLeod). Al ser un conjunto de representaciones mentales del mundo en la mente humana, los esquemas son el tipo de patrones de comprensión y respuesta a diversos entornos y situaciones. Las personas los almacenan durante su proceso de desarrollo y los aplican en caso de necesidad. En los bebés, podemos proporcionar una sonrisa cuando se les habla como ejemplo. Los esquemas son bastante simples en los bebés y gradualmente se vuelven más complejos con el crecimiento. Piaget supuso que incluso los recién nacidos poseían un cierto conjunto de esquemas o reflejos innatos, y ndash, mientras que los animales que poseen los mismos reflejos permanecen en el mismo nivel de desarrollo cognitivo a lo largo de sus vidas, y ndash, los esquemas innatos que poseen los bebés tienden a desarrollarse y crecer en cantidad (Huitt ).

El segundo aspecto de la teoría se ocupa de la adaptación. Según Piaget, el crecimiento intelectual (y el almacenamiento cada vez mayor de esquemas) se percibe como una forma de adaptación al mundo exterior. Para adaptarse al mundo, un individuo tiende a utilizar procesos de asimilación y acomodación (Huitt). La asimilación se refleja en la percepción de la nueva información y su fusión con esquemas y conocimientos ya poseídos, mientras que la acomodación tiene como objetivo cambiar el esquema ya existente para hacerlo funcionar con nuevos conocimientos. La asimilación se observa en el siguiente ejemplo proporcionado por Siegler: un niño de dos años vio a un hombre con la cabeza en negrita en la parte superior y el pelo largo a los lados y lo llamó & ldquoclown & rdquo (Siegler et al., 2003). Su padre explicando las diferencias entre el payaso real y el hombre al niño pequeño y corrigiendo así la concepción de un payaso en su mente es un ejemplo de acomodación (McLeod).

El tercer bloque de construcción de la teoría lo presentan cuatro etapas distinguidas del desarrollo de un individuo que comienza en el período neonatal y dura hasta la edad adulta. Estas etapas son sensitivomotoras, preoperacionales, operativas concretas y operativas formales.

La etapa de desarrollo sensoriomotor continúa aproximadamente de 0 a 2 años y obviamente se centra en los sentidos de un niño. En otras palabras, la etapa sensoriomotora dura hasta el momento de la adquisición del lenguaje (Tuckman). En esta etapa, se hace hincapié en el uso de la actividad motora sin utilizar símbolos (Madera). Como el conocimiento es considerablemente limitado en esta etapa, existe la necesidad de aprender mediante ensayo y error confiando en la experiencia y la interacción físicas. Por ejemplo, a los bebés se les puede dar un juguete, pero no lo ganan. No intentan encontrarlo si se lo quitan, ya que aún no se dan cuenta de que todavía existe.

La segunda etapa, preoperatoria, ocurre entre los 2 y los 7 años, entre la niñez y la primera infancia (Wood). En esta etapa se observa el desarrollo de las habilidades del lenguaje, la imaginación y la memoria. Los procesos de pensamiento están dominados por el egocentrismo y no son lógicos (Huitt). Los niños son capaces de establecer conexiones entre el futuro y el pasado, pero no pueden establecer relaciones lógicas complejas, analizar la información entrante y manipular símbolos. Con respecto al egocentrismo, se puede dar un ejemplo de un niño que cierra los ojos con las manos y piensa que se ha escondido de usted. Así, el niño piensa que si no ve a los demás, ellos tampoco lo ven a él.

La tercera etapa del desarrollo intelectual se conoce como la etapa operativa concreta que ocurre entre los 7 y los 11 años. El pensamiento se vuelve más lógico en este período al aumentar la capacidad de manipular símbolos. Además, el pensamiento se vuelve menos egocéntrico y aumenta la capacidad de considerar eventos externos (Wood).

La etapa final del desarrollo, según Piaget, comienza a los 12 años y dura desde la adolescencia hasta la edad adulta. En esta etapa, los adolescentes y adultos son capaces de operar símbolos y conceptos abstractos (Wood). La peculiaridad del pensamiento humano en este período se demuestra por la capacidad de pensar de manera sistemática, crear hipótesis y construir relaciones complejas de causa y efecto. Piaget afirmó que el desarrollo intelectual es un proceso que dura toda la vida, pero a medida que un individuo alcanza la última etapa, no se necesitan más estructuras nuevas más complejas. Así, el proceso de desarrollo posterior se refleja en el desarrollo de esquemas más elaborados que aparecen como resultado de la ampliación del conocimiento.


Integrar significa hacer todos los ajustes necesarios

Los distritos deben hacer todo lo posible para incluir a los estudiantes de educación especial en las aulas de educación general, y esto a menudo significa hacer arreglos y adaptaciones especiales que se adapten a las necesidades únicas de los estudiantes con necesidades especiales:

  • Materiales de aprendizaje especializados, como textos en letra grande o versiones en audio de libros de texto.
  • Acomodaciones en el aula como escritorios o proyectores especiales.
  • Asistentes adicionales en clase capacitados para ayudar a niños con discapacidades.
  • Pague el tiempo de terapia fuera de clase para mejorar las habilidades de socialización y comunicación del niño y llevarlo a un nivel adecuado para la clase.

Cada una de estas adaptaciones específicas, así como todos los demás aspectos de cómo se espera que el estudiante se adapte al salón de clases, están cubiertos en el Plan de educación individual (IEP). El IEP se personaliza para cada estudiante con una discapacidad en función de sus necesidades individuales y establece todos los detalles que los maestros y otros profesores deben saber.

La integración a veces funciona desde el primer momento, es decir, un niño con discapacidades limitadas puede pasar directamente a un aula regular con solo adaptaciones mínimas para el entorno general. Pero a veces se requieren cambios más importantes en la clase y en la forma en que se enseña.

Por ejemplo, muchos niños con TEA tienen sensibilidades sensoriales extremas, una condición conocida como trastorno del procesamiento sensorial. En casos extremos, esto puede requerir que se realicen cambios en el aula. Los colores brillantes, los ruidos fuertes o incluso los estímulos demasiado pequeños para que la mayoría de la gente los note, como el zumbido de las luces fluorescentes, pueden convertirse en una distracción dolorosa. En estos casos, puede ser necesario limitar las exhibiciones grandes y coloridas en el aula, o cambiar la iluminación para acomodar a un estudiante.

En otros casos, se proporcionan espacios seguros adyacentes al aula donde los maestros pueden enviar a estos niños si el entorno de clase regular se vuelve demasiado difícil de manejar.

De hecho, gran parte del éxito de la integración se basa en los maestros, quienes generalmente hacen la mayor parte del trabajo involucrado en la implementación del IEP. Esto significa estar al tanto del plan individual de cada estudiante y hacer todos los arreglos necesarios para que el plan entre en vigencia. Esto podría involucrar todo, desde pedir un escritorio especial (o ajustar la altura de un escritorio existente) para acomodar una silla de ruedas hasta usar métodos alternativos para comunicarse. En muchos casos, tampoco se trata de un solo alumno. Un solo maestro podría tener que lidiar con media docena de niños con discapacidades distintas y IEP únicos, cada uno de los cuales requiere adaptaciones diferentes.

Para aliviar esta carga, algunos salones de clases ordinarios son co-enseñados entre un maestro de educación general y un maestro de educación especial. Aunque cualquiera de los maestros puede trabajar con cualquier estudiante de la clase, el educador especial puede usar su capacitación en técnicas como el análisis de comportamiento aplicado para ayudar mejor a los niños con necesidades especiales cuando se encuentran con obstáculos.


Por qué el Dr. Pigliucci se equivoca: existe una teoría general de la psicología

Respeto mucho al profesor Massimo Pigliucci y he disfrutado y aprendido de muchos de sus escritos a lo largo de los años. Y su Ensayo sobre ciencia y filosofía, Por qué la psicología y la historia no tienen teorías generales, y probablemente nunca las tendrán, ofrece una sinopsis razonable del campo de la psicología tal como lo encontré hace 25 años. Es decir, la ciencia de la psicología existía entonces, como lo hace ahora en la corriente académica principal, como una colección de enfoques fragmentados sin “teoría general” que permite a los psicólogos definir de manera efectiva de qué se trata realmente el campo.

Mi objetivo en este ensayo es compartir con el Dr. Pigliucci y otros por qué las cosas han cambiado. Mi argumento es, sin duda, bastante audaz. Creo que no solo es posible una teoría global, sino que ya se ha logrado. De hecho, como demuestra esta serie reciente que hice con el profesor John Vervaeke, se están logrando avances en los enfoques integradores de la psicología humana y la ciencia cognitiva, de modo que ahora estamos en el proceso de alinear enfoques convergentes que nos permitan desenredar el nudo mundial de la conciencia y la ciencia cognitiva. Empiece a abordar los difíciles problemas de la mente y el significado.

Aunque obtuve más de sesenta créditos de psicología como estudiante, no me di cuenta completamente de cuán fragmentado estaba el campo hasta que fui un estudiante de posgrado a mediados de la década de 1990. Me estaba capacitando como médico y estaba expuesto a las principales perspectivas en competencia para hacer psicoterapia (por ejemplo, sistemas cognitivos conductuales, humanísticos, psicodinámicos, familiares). Buscaba una perspectiva más coherente y global que me permitiera hacer música con el ruido que se generaba al juntar las perspectivas en una especie de sopa ecléctica.

Para mí tenía sentido que, así como la medicina occidental moderna está organizada lógicamente sobre la base de la ciencia de la biología humana, se deduciría que los diversos enfoques de la psicoterapia deberían basarse en la ciencia de la psicología humana. Sin embargo, cuando volví a la ciencia con esta nueva mentalidad, me sorprendió lo confuso y confuso que es. Aunque había sido vagamente consciente de que el campo carecía de una teoría general cuando era estudiante, su ausencia no había sido particularmente importante para mí. Simplemente había comprado la justificación académica convencional de que la identidad del campo se formó aplicando el método científico a cuestiones relacionadas con la mente y el comportamiento. Sin embargo, cuando miré el campo de nuevo a través de la lente de ser un clínico que enfrenta el problema de operar desde un enfoque coherente de la psicoterapia, pude ver mucho más claramente el alcance de su fragmentación.

Esto me orientó a buscar una concepción más unificada o global. Entre 1994 y 1996 me sumergí en la psicología evolutiva porque encontré en ella un enfoque que parecía situado para proporcionar una visión metateórica. Después de todo, estaba claramente en consonancia con la biología de una manera que muchas otras perspectivas no lo eran. Además, parecía ofrecer una visión coherente de la Gran Historia que estaba alineada con mi sentido de la evolución cósmica. Sin embargo, por mucho que el Dr. Pigliucci señala en su ensayo, mientras me sumergía más profundamente en la psicología evolutiva durante ese período de dos años, llegué a ver que definitivamente no era la solución.

La razón principal es que no llega a la raíz metafísica del problema. La raíz del problema es que nadie sabe cómo definir con eficacia qué es la psicología. Este problema debe abordarse si uno quiere comprometerse seriamente en el proyecto de desarrollar una teoría global. Para mí es notable que muchas personas ni siquiera sean conscientes de la naturaleza del problema. De hecho, no me quedó claro que el Dr. Pigliucci's fuera consciente de la naturaleza del problema, ya que no dice qué es de lo que cree que se trata fundamentalmente la psicología.

Para lidiar con estos problemas, es esencial prestar atención al hecho de que existe una gran ambigüedad sobre a qué se refieren las personas cuando usan el término psicología. Para entender mi punto, permítanme presentarles algo que llamo la “Brecha de la Iluminación”. La Brecha de la Ilustración se refiere al fracaso de los sistemas modernistas de ciencia y filosofía para producir efectivamente un sistema de lenguaje descriptivo claro para comprender la relación entre (a) la materia y la mente y (b) el conocimiento social y científico. Que estos son dos problemas profundos que surgen del pensamiento de la Ilustración no necesita mucha justificación, ya que representan algunas de las áreas más prominentes de controversia y confusión. Considere, por ejemplo, que el "problema mente-cuerpo" es fundamental para el discurso moderno. Además, las disputas entre las sensibilidades modernista y posmodernista se centran en las interpretaciones de la verdad y el conocimiento científico relativas a la construcción social del conocimiento y los vínculos del conocimiento y el poder. Juntos representan algunos de los problemas más importantes con los sistemas de pensamiento que surgieron durante la Ilustración.

Una vez que vemos que los enfoques modernos de la ciencia y la filosofía conllevan una Brecha de la Ilustración, podemos entender por qué una ciencia de la psicología ha sido tan difícil de desarrollar. Para situarnos, comencemos por dónde ha aterrizado actualmente la psicología académica convencional. La mayoría de los textos de introducción a la psicología definen la psicología como “la ciencia del comportamiento y los procesos mentales”. Esta definición proviene del juego del lenguaje de la ciencia moderna aplicado a los fenómenos mentales. Es decir, el concepto de comportamiento se identifica como aquello que se puede ver y medir con los métodos de la ciencia. Podemos ver esto explícitamente en cómo Spielman define el campo en su texto introductorio, Psicología:

La raíz ‘‘ ’‘ ’denota el estudio científico y la psicología se refiere al estudio científico de la mente. Dado que la ciencia solo estudia los fenómenos observables y la mente no es directamente observable, ampliamos esta definición al estudio científico de la mente y el comportamiento.

En otras palabras, los psicólogos están interesados ​​en la mente o los procesos mentales, pero debido a que lo abordan a través de la ciencia empírica, deben estudiar el "comportamiento" porque eso es lo que es accesible y luego inferir cosas sobre los procesos mentales en consecuencia. Dicho de otra manera, son los requisitos epistemológicos del juego de lenguaje de la ciencia los que dan como resultado la división de la psicología entre comportamiento y proceso mental. Desafortunadamente, este enfoque no tiene sentido a nivel de comprensión más profunda. Aunque hay muchas razones, la razón principal es que no existe una comprensión compartida de a qué comportamiento y / o procesos mentales se refiere realmente en el mundo. Dada la Brecha de la Ilustración, esto no debería sorprendernos.

Tanto los gatos vivos como los gatos muertos se comportan cuando caen de los árboles. ¿Qué es lo que hace que los gatos vivos aterricen de pie y despeguen? La mayoría de los psicólogos son mentalistas. Argumentan que existen "variables intervinientes" que regulan el comportamiento intencionado de los gatos vivos y los animales en general. Pero el problema aquí es que hay muchas definiciones diferentes de procesos mentales. Por ejemplo, observe que aquí estamos hablando de gatos. Sin embargo, el Dr. Pigliucci, como muchos académicos, coloca la psicología firmemente en el dominio de las ciencias sociales y humanas. Esto plantea la cuestión de si el campo se trata de animales en general, de algunos animales como los gatos o solo de humanos.

Al hacer una pausa para considerar esta cuestión, surge otra cuestión aún más fundamental. ¿Qué entendemos por procesos mentales?? Algunos estudiosos piensan que los procesos mentales se refieren a "procesos neurocognitivos" generales. Esto corresponde a pensar en el sistema nervioso como un sistema de procesamiento de información y, por lo tanto, aparentemente incluiría cosas como cómo una araña teje su telaraña. De hecho, como sugiere este video, algunos científicos y filósofos argumentan que la telaraña debe considerarse una extensión de su mente. Entonces, podemos preguntarnos, ¿es la telaraña parte de sus procesos mentales?

Otros estudiosos consideran que los procesos mentales se refieren a estados de conciencia o sentimientos subjetivos. Pero esto complica las cosas porque es una definición muy diferente. Como señala este libro sobre los orígenes de la conciencia, no está claro si criaturas como las arañas tienen vidas mentales subjetivas. (Los autores argumentan que es probable que sí, pero tenga en cuenta que está abierto a muchas interpretaciones y muchos académicos no estarían de acuerdo). Aún otros eruditos, como Zoltan Tory, piensan que la mente se refiere al reflejo consciente de los seres humanos, similar a lo que Rene Descartes estaba hablando con su famoso dicho: "Pienso, luego existo".

La brecha de la iluminación significa que los psicólogos carecemos de un campo de comprensión general que nos permita hablar con el mismo vocabulario sobre los procesos mentales. Bienvenidos al problema de la psicología. Es fundamental darse cuenta de que este problema se conoce desde hace casi un siglo. A mediados de la década de 1920, el brillante psicólogo ruso Lev Vygotsky lo identificó como la "crisis" de la psicología. Lamentó que los profesionales, investigadores e incluso laicos interesados ​​en el tema notaron que el campo parecía referirse a cosas fundamentalmente diferentes. Algunos eran psicólogos del comportamiento como John Watson, que se preocupaban por los reflejos del comportamiento y negaban cualquier concepto de lo mental. Otros, como Sigmund Freud, estaban preocupados por las fuerzas mentales inconscientes y la psicopatología. Otros, como Wilhelm Wundt, se centraron en las percepciones y la experiencia consciente interna. Otros, como William James, enfatizaron las propiedades adaptativas funcionales de la vida mental. Este estado de confusión se ha mantenido y lo he rebautizado como el problema de la psicología. Se encuentra en el corazón de la disciplina y se refiere al hecho de que no existe una definición clara del campo o su tema. Me ha consternado la poca atención que recibe este conocido problema. Es más importante que el problema de la "gravedad cuántica", y ha estado a la vista durante casi 100 años, pero para mi asombro, muy pocas personas lo saben.

En las décadas que siguieron a que Vygotsky destacara la crisis, las guerras de paradigmas se extinguieron. Con el tiempo, la psicología convencional evolucionó gradualmente hasta su estado actual, que puede caracterizarse como una epistemología empírica “ecléctica”. La mayoría de los investigadores ven la idea de una teoría unificada de la psicología como un anhelo ingenuo de que las cosas tengan sentido, y el argumento que se suele presentar a los estudiantes es que los científicos psicológicos deben dedicarse a investigar los fenómenos de interés.

Por supuesto, el conocimiento científico no se trata solo de aplicar el método científico a voluntad. Más bien, el proyecto de la ciencia consiste fundamentalmente en desarrollar mapas y modelos coherentes que correspondan justificadamente a la realidad óntica. Un requisito básico del conocimiento científico es que exista una comprensión compartida sobre la forma en que funciona el mundo. Hemos logrado esa comprensión en las ciencias físicas y biológicas en forma de ideas como la mecánica cuántica, la relatividad general y la teoría celular. Este fundamento de conocimiento consensuado es lo que hace que estas ciencias sean “duras”. Por el contrario, la psicología y el resto de las ciencias sociales son "blandas" debido a la Brecha de la Ilustración y la falta de coherencia, por lo que no hay acuerdo entre los expertos sobre la naturaleza de la temática del campo.

De hecho, podemos vincular directamente el problema de la psicología con la Brecha de la Ilustración en el sentido de que podemos interpretar el problema de la psicología como una fuerte evidencia de la Brecha de la Ilustración y una consecuencia directa de ella. Esto se vuelve más evidente cuando consideramos el lugar de la psicología en nuestros sistemas de conocimiento humano. Específicamente, el campo de la psicología se encuentra en el corazón del conocimiento académico, y reside en las líneas divisorias entre las ciencias naturales, las ciencias sociales y las humanidades. Además, como sugiere la combinación del problema mente-materia y el conocimiento social versus el conocimiento científico, podemos ver que la idea de una ciencia de la conducta y los procesos mentales reside en el centro mismo de estas dos áreas de disputa filosófica. Así es como definí el problema de la psicología en Una nueva teoría unificada de la psicología (págs. 41–42):

El problema de la psicología es la observación conjunta de que el campo no puede definirse coherentemente y, sin embargo, conecta más profundamente que cualquier otra disciplina con las tres grandes ramas del aprendizaje. En conjunto, estas observaciones sugieren que el problema de la psicología es un problema profundo en la academia en general. Esta conclusión se ve reforzada por el hecho de que a medida que la psicología ha ido adquiriendo hallazgos pero no una claridad fundamental, la fragmentación del conocimiento humano ha crecido exponencialmente. Todo esto sugiere que la pregunta "¿Qué es la psicología?" es profundamente importante, una de las cuestiones centrales de toda la filosofía. Hacer las preguntas correctas es a menudo el paso más importante para obtener la respuesta correcta. Mi interés en la integración de la psicoterapia finalmente me llevó a hacer la pregunta, "¿Qué es la psicología?". Aunque no tenía ni idea en ese momento, resulta que esta es la pregunta correcta. Y, por sorprendente que parezca, debido a que la psicología se conecta a tantos dominios diferentes, la respuesta correcta abre una visión completamente nueva para integrar el conocimiento humano.

La Teoría Unificada del Conocimiento (UTOK) se posiciona como un sistema que resuelve la Brecha de la Iluminación y resuelve el problema de la psicología. Consiste en un conjunto de ocho ideas clave basadas en una sensibilidad metamoderna que engendra una imagen coherente de conocimiento y sabiduría para el siglo XXI.

La primera idea clave de la UTOK es el sistema del árbol del conocimiento. Es una nueva teoría de la realidad y nuestro conocimiento científico de la misma que alinea cuatro planos de existencia (Materia, Vida, Mente y Cultura) con cuatro dominios de la ciencia (físico, biológico, psicológico y social). Vincula los cuatro planos con "puntos de articulación". Identifica la síntesis evolutiva moderna como el "punto de unión" entre la Materia y la Vida, y caracteriza a la Vida como un plano de existencia adaptativo novedoso y complejo. Luego hace la novedosa afirmación de que Mente y Cultura son dimensiones novedosas emergentes similares de complejidad conductual. E identifica dos nuevos “puntos de articulación”. Ofrece la teoría de la inversión conductual como el punto común de Life to Mind. Esto proporciona una metateoría de las ciencias de la mente, el cerebro y el comportamiento animal. Y ofrece la Teoría de los Sistemas de Justificación como el punto de unión de la Mente a la Cultura, explicando los procesos que resultaron en nuestra evolución de primates a personas. El resultado es una visión de la psicología científica que está conceptualmente a la altura de la tarea de definir eficazmente el comportamiento y los procesos mentales y de asimilar e integrar los principales paradigmas (es decir, evolutivo, conductual, cognitivo, humanista, psicodinámico y sociocultural) en una teoría general.

Aquí hay una descripción de la lógica de la visión del argumento, como se explicó en el primer artículo sobre la teoría en 2003.


Resumen de la historia de la psicología

Antes de la época de Wundt y James, los filósofos consideraban cuestiones sobre la mente. Sin embargo, tanto Wundt como James ayudaron a crear la psicología como una disciplina científica distinta. Wundt era un estructuralista, lo que significaba que creía que nuestra experiencia cognitiva se entendía mejor dividiendo esa experiencia en sus partes componentes. Pensó que esto se lograba mejor mediante la introspección.

William James fue el primer psicólogo estadounidense, y fue un defensor de funcionalismo. Esta perspectiva particular se centró en cómo las actividades mentales servían como respuestas adaptativas al entorno de un organismo. Al igual que Wundt, James también se basó en la introspección, sin embargo, su enfoque de investigación también incorporó medidas más objetivas.

Sigmund Freud creía que comprender la mente inconsciente era absolutamente fundamental para comprender el comportamiento consciente. Esto fue especialmente cierto para las personas que vio que sufrían de diversas histerias y neurosis. Freud se basó en el análisis de los sueños, los lapsus de la lengua y la asociación libre como medios para acceder al inconsciente. La teoría psicoanalítica siguió siendo una fuerza dominante en la psicología clínica durante varias décadas.

La psicología de la Gestalt fue muy influyente en Europa. La psicología de la Gestalt adopta una visión holística de un individuo y sus experiencias. Cuando los nazis llegaron al poder en Alemania, Wertheimer, Koffka y Köhler emigraron a Estados Unidos. Aunque dejaron atrás sus laboratorios y sus investigaciones, introdujeron a Estados Unidos en las ideas de la Gestalt. Algunos de los principios de la psicología de la Gestalt siguen siendo muy influyentes en el estudio de la sensación y la percepción.

Una de las escuelas de pensamiento más influyentes en la historia de la psicología fue el conductismo. El conductismo se centró en hacer de la psicología una ciencia objetiva mediante el estudio del comportamiento manifiesto y restando importancia a los procesos mentales inobservables. John Watson es a menudo considerado el padre del conductismo, y las contribuciones de B. F. Skinner a nuestra comprensión de los principios del condicionamiento operante no pueden subestimarse.

A medida que el conductismo y la teoría psicoanalítica se apoderaron de tantos aspectos de la psicología, algunos comenzaron a sentirse insatisfechos con la imagen que la psicología tiene de la naturaleza humana. Así, comenzó a afianzarse un movimiento humanista dentro de la psicología. El humanismo se centra en el potencial de todas las personas para el bien. Tanto Maslow como Rogers influyeron en la configuración de la psicología humanista.

Durante la década de 1950, el panorama de la psicología comenzó a cambiar. Una ciencia del comportamiento comenzó a regresar a sus raíces de enfoque en los procesos mentales. El surgimiento de la neurociencia y la informática ayudó a esta transición. Al final, la revolución cognitiva se afianzó y la gente se dio cuenta de que la cognición era crucial para una verdadera apreciación y comprensión del comportamiento.


Lingüística cognitiva


En lingüística y ciencia cognitiva, lingüística cognitiva (CL) se refiere a la escuela de lingüística actualmente dominante que considera que la esencia importante del lenguaje se basa de manera innata en facultades especializadas y desarrolladas evolutivamente, y busca explicaciones que avancen o encajen bien en la comprensión actual de la mente humana.

El principio rector de esta área de la lingüística es que el lenguaje creación, aprendizaje y uso debe explicarse haciendo referencia a conceptos relacionados con la cognición humana en general, los procesos mentales subyacentes básicos que se aplican no solo al lenguaje, sino a todas las demás áreas de la inteligencia humana.


¡Bienvenido!

Este es uno de los más de 2.400 cursos de OCW. Explore los materiales para este curso en las páginas vinculadas a la izquierda.

MIT OpenCourseWare es una publicación abierta y gratuita de material de miles de cursos del MIT, que cubre todo el plan de estudios del MIT.

Sin inscripción ni registro. Navegue libremente y utilice los materiales de OCW a su propio ritmo. No hay registro, ni fechas de inicio ni de finalización.

El conocimiento es tu recompensa. Utilice OCW para guiar su propio aprendizaje de por vida o para enseñar a otros. No ofrecemos crédito ni certificación por usar OCW.

Hecho para compartir. Descarga archivos para más tarde. Envíe a amigos y colegas. Modificar, mezclar y reutilizar (solo recuerde citar OCW como fuente).


Por qué el Dr. Pigliucci se equivoca: existe una teoría general de la psicología

Respeto mucho al profesor Massimo Pigliucci y he disfrutado y aprendido de muchos de sus escritos a lo largo de los años. Y su Ensayo sobre ciencia y filosofía, Por qué la psicología y la historia no tienen teorías generales, y probablemente nunca las tendrán, ofrece una sinopsis razonable del campo de la psicología tal como lo encontré hace 25 años. Es decir, la ciencia de la psicología existía entonces, como lo hace ahora en la corriente académica principal, como una colección de enfoques fragmentados sin “teoría general” que permite a los psicólogos definir de manera efectiva de qué se trata realmente el campo.

Mi objetivo en este ensayo es compartir con el Dr. Pigliucci y otros por qué las cosas han cambiado. Mi argumento es, sin duda, bastante audaz. Creo que no solo es posible una teoría global, sino que ya se ha logrado. De hecho, como demuestra esta serie reciente que hice con el profesor John Vervaeke, se están logrando avances en los enfoques integradores de la psicología humana y la ciencia cognitiva, de modo que ahora estamos en el proceso de alinear enfoques convergentes que nos permitan desenredar el nudo mundial de la conciencia y la ciencia cognitiva. Empiece a abordar los difíciles problemas de la mente y el significado.

Aunque obtuve más de sesenta créditos de psicología como estudiante, no me di cuenta completamente de cuán fragmentado estaba el campo hasta que fui un estudiante de posgrado a mediados de la década de 1990. Me estaba capacitando como médico y estaba expuesto a las principales perspectivas en competencia para hacer psicoterapia (por ejemplo, sistemas cognitivos conductuales, humanísticos, psicodinámicos, familiares). Buscaba una perspectiva más coherente y global que me permitiera hacer música con el ruido que se generaba al juntar las perspectivas en una especie de sopa ecléctica.

Para mí tenía sentido que, así como la medicina occidental moderna está organizada lógicamente sobre la base de la ciencia de la biología humana, se deduciría que los diversos enfoques de la psicoterapia deberían basarse en la ciencia de la psicología humana. Sin embargo, cuando volví a la ciencia con esta nueva mentalidad, me sorprendió lo confuso y confuso que es. Aunque había sido vagamente consciente de que el campo carecía de una teoría general cuando era estudiante, su ausencia no había sido particularmente importante para mí. Simplemente había comprado la justificación académica convencional de que la identidad del campo se formó aplicando el método científico a cuestiones relacionadas con la mente y el comportamiento. Sin embargo, cuando miré el campo de nuevo a través de la lente de ser un clínico que enfrenta el problema de operar desde un enfoque coherente de la psicoterapia, pude ver mucho más claramente el alcance de su fragmentación.

Esto me orientó a buscar una concepción más unificada o global. Entre 1994 y 1996 me sumergí en la psicología evolutiva porque encontré en ella un enfoque que parecía situado para proporcionar una visión metateórica. Después de todo, estaba claramente en consonancia con la biología de una manera que muchas otras perspectivas no lo eran. Además, parecía ofrecer una visión coherente de la Gran Historia que estaba alineada con mi sentido de la evolución cósmica. Sin embargo, por mucho que el Dr. Pigliucci señala en su ensayo, mientras me sumergía más profundamente en la psicología evolutiva durante ese período de dos años, llegué a ver que definitivamente no era la solución.

La razón principal es que no llega a la raíz metafísica del problema. La raíz del problema es que nadie sabe cómo definir con eficacia qué es la psicología. Este problema debe abordarse si uno quiere comprometerse seriamente en el proyecto de desarrollar una teoría global. Para mí es notable que muchas personas ni siquiera sean conscientes de la naturaleza del problema. De hecho, no me quedó claro que el Dr. Pigliucci's fuera consciente de la naturaleza del problema, ya que no dice qué es de lo que cree que se trata fundamentalmente la psicología.

Para lidiar con estos problemas, es esencial prestar atención al hecho de que existe una gran ambigüedad sobre a qué se refieren las personas cuando usan el término psicología. Para entender mi punto, permítanme presentarles algo que llamo la “Brecha de la Iluminación”. La Brecha de la Ilustración se refiere al fracaso de los sistemas modernistas de ciencia y filosofía para producir efectivamente un sistema de lenguaje descriptivo claro para comprender la relación entre (a) la materia y la mente y (b) el conocimiento social y científico. Que estos son dos problemas profundos que surgen del pensamiento de la Ilustración no necesita mucha justificación, ya que representan algunas de las áreas más prominentes de controversia y confusión. Considere, por ejemplo, que el "problema mente-cuerpo" es fundamental para el discurso moderno. Además, las disputas entre las sensibilidades modernista y posmodernista se centran en las interpretaciones de la verdad y el conocimiento científico relativas a la construcción social del conocimiento y los vínculos del conocimiento y el poder. Juntos representan algunos de los problemas más importantes con los sistemas de pensamiento que surgieron durante la Ilustración.

Una vez que vemos que los enfoques modernos de la ciencia y la filosofía conllevan una Brecha de la Ilustración, podemos entender por qué una ciencia de la psicología ha sido tan difícil de desarrollar. Para situarnos, comencemos por dónde ha aterrizado actualmente la psicología académica convencional. La mayoría de los textos de introducción a la psicología definen la psicología como “la ciencia del comportamiento y los procesos mentales”. Esta definición proviene del juego del lenguaje de la ciencia moderna aplicado a los fenómenos mentales. Es decir, el concepto de comportamiento se identifica como aquello que se puede ver y medir con los métodos de la ciencia. Podemos ver esto explícitamente en cómo Spielman define el campo en su texto introductorio, Psicología:

La raíz ‘‘ ’‘ ’denota el estudio científico y la psicología se refiere al estudio científico de la mente. Dado que la ciencia solo estudia los fenómenos observables y la mente no es directamente observable, ampliamos esta definición al estudio científico de la mente y el comportamiento.

En otras palabras, los psicólogos están interesados ​​en la mente o los procesos mentales, pero debido a que lo abordan a través de la ciencia empírica, deben estudiar el "comportamiento" porque eso es lo que es accesible y luego inferir cosas sobre los procesos mentales en consecuencia. Dicho de otra manera, son los requisitos epistemológicos del juego de lenguaje de la ciencia los que dan como resultado la división de la psicología entre comportamiento y proceso mental. Desafortunadamente, este enfoque no tiene sentido a nivel de comprensión más profunda. Aunque hay muchas razones, la razón principal es que no existe una comprensión compartida de a qué comportamiento y / o procesos mentales se refiere realmente en el mundo. Dada la Brecha de la Ilustración, esto no debería sorprendernos.

Tanto los gatos vivos como los gatos muertos se comportan cuando caen de los árboles. ¿Qué es lo que hace que los gatos vivos aterricen de pie y despeguen? La mayoría de los psicólogos son mentalistas. Argumentan que existen "variables intervinientes" que regulan el comportamiento intencionado de los gatos vivos y los animales en general. Pero el problema aquí es que hay muchas definiciones diferentes de procesos mentales. Por ejemplo, observe que aquí estamos hablando de gatos. Sin embargo, el Dr. Pigliucci, como muchos académicos, coloca la psicología firmemente en el dominio de las ciencias sociales y humanas. Esto plantea la cuestión de si el campo se trata de animales en general, de algunos animales como los gatos o solo de humanos.

Al hacer una pausa para considerar esta cuestión, surge otra cuestión aún más fundamental. ¿Qué entendemos por procesos mentales?? Algunos estudiosos piensan que los procesos mentales se refieren a "procesos neurocognitivos" generales. Esto corresponde a pensar en el sistema nervioso como un sistema de procesamiento de información y, por lo tanto, aparentemente incluiría cosas como cómo una araña teje su telaraña. De hecho, como sugiere este video, algunos científicos y filósofos argumentan que la telaraña debe considerarse una extensión de su mente. Entonces, podemos preguntarnos, ¿es la telaraña parte de sus procesos mentales?

Otros estudiosos consideran que los procesos mentales se refieren a estados de conciencia o sentimientos subjetivos. Pero esto complica las cosas porque es una definición muy diferente. Como señala este libro sobre los orígenes de la conciencia, no está claro si criaturas como las arañas tienen vidas mentales subjetivas. (Los autores argumentan que es probable que sí, pero tenga en cuenta que está abierto a muchas interpretaciones y muchos académicos no estarían de acuerdo). Aún otros eruditos, como Zoltan Tory, piensan que la mente se refiere al reflejo consciente de los seres humanos, similar a lo que Rene Descartes estaba hablando con su famoso dicho: "Pienso, luego existo".

La brecha de la iluminación significa que los psicólogos carecemos de un campo de comprensión general que nos permita hablar con el mismo vocabulario sobre los procesos mentales. Bienvenidos al problema de la psicología. Es fundamental darse cuenta de que este problema se conoce desde hace casi un siglo. A mediados de la década de 1920, el brillante psicólogo ruso Lev Vygotsky lo identificó como la "crisis" de la psicología. Lamentó que los profesionales, investigadores e incluso laicos interesados ​​en el tema notaron que el campo parecía referirse a cosas fundamentalmente diferentes. Algunos eran psicólogos del comportamiento como John Watson, que se preocupaban por los reflejos del comportamiento y negaban cualquier concepto de lo mental. Otros, como Sigmund Freud, estaban preocupados por las fuerzas mentales inconscientes y la psicopatología. Otros, como Wilhelm Wundt, se centraron en las percepciones y la experiencia consciente interna. Otros, como William James, enfatizaron las propiedades adaptativas funcionales de la vida mental. Este estado de confusión se ha mantenido y lo he rebautizado como el problema de la psicología. Se encuentra en el corazón de la disciplina y se refiere al hecho de que no existe una definición clara del campo o su tema. Me ha consternado la poca atención que recibe este conocido problema. Es más importante que el problema de la "gravedad cuántica", y ha estado a la vista durante casi 100 años, pero para mi asombro, muy pocas personas lo saben.

En las décadas que siguieron a que Vygotsky destacara la crisis, las guerras de paradigmas se extinguieron. Con el tiempo, la psicología convencional evolucionó gradualmente hasta su estado actual, que puede caracterizarse como una epistemología empírica “ecléctica”. La mayoría de los investigadores ven la idea de una teoría unificada de la psicología como un anhelo ingenuo de que las cosas tengan sentido, y el argumento que se suele presentar a los estudiantes es que los científicos psicológicos deben dedicarse a investigar los fenómenos de interés.

Por supuesto, el conocimiento científico no se trata solo de aplicar el método científico a voluntad. Más bien, el proyecto de la ciencia consiste fundamentalmente en desarrollar mapas y modelos coherentes que correspondan justificadamente a la realidad óntica. Un requisito básico del conocimiento científico es que exista una comprensión compartida sobre la forma en que funciona el mundo. Hemos logrado esa comprensión en las ciencias físicas y biológicas en forma de ideas como la mecánica cuántica, la relatividad general y la teoría celular. Este fundamento de conocimiento consensuado es lo que hace que estas ciencias sean “duras”. Por el contrario, la psicología y el resto de las ciencias sociales son "blandas" debido a la Brecha de la Ilustración y la falta de coherencia, por lo que no hay acuerdo entre los expertos sobre la naturaleza de la temática del campo.

De hecho, podemos vincular directamente el problema de la psicología con la Brecha de la Ilustración en el sentido de que podemos interpretar el problema de la psicología como una fuerte evidencia de la Brecha de la Ilustración y una consecuencia directa de ella. Esto se vuelve más evidente cuando consideramos el lugar de la psicología en nuestros sistemas de conocimiento humano. Específicamente, el campo de la psicología se encuentra en el corazón del conocimiento académico, y reside en las líneas divisorias entre las ciencias naturales, las ciencias sociales y las humanidades. Además, como sugiere la combinación del problema mente-materia y el conocimiento social versus el conocimiento científico, podemos ver que la idea de una ciencia de la conducta y los procesos mentales reside en el centro mismo de estas dos áreas de disputa filosófica. Así es como definí el problema de la psicología en Una nueva teoría unificada de la psicología (págs. 41–42):

El problema de la psicología es la observación conjunta de que el campo no puede definirse coherentemente y, sin embargo, conecta más profundamente que cualquier otra disciplina con las tres grandes ramas del aprendizaje. En conjunto, estas observaciones sugieren que el problema de la psicología es un problema profundo en la academia en general. Esta conclusión se ve reforzada por el hecho de que a medida que la psicología ha ido adquiriendo hallazgos pero no una claridad fundamental, la fragmentación del conocimiento humano ha crecido exponencialmente. Todo esto sugiere que la pregunta "¿Qué es la psicología?" es profundamente importante, una de las cuestiones centrales de toda la filosofía. Hacer las preguntas correctas es a menudo el paso más importante para obtener la respuesta correcta. Mi interés en la integración de la psicoterapia finalmente me llevó a hacer la pregunta, "¿Qué es la psicología?". Aunque no tenía ni idea en ese momento, resulta que esta es la pregunta correcta. Y, por sorprendente que parezca, debido a que la psicología se conecta a tantos dominios diferentes, la respuesta correcta abre una visión completamente nueva para integrar el conocimiento humano.

La Teoría Unificada del Conocimiento (UTOK) se posiciona como un sistema que resuelve la Brecha de la Iluminación y resuelve el problema de la psicología. Consiste en un conjunto de ocho ideas clave basadas en una sensibilidad metamoderna que engendra una imagen coherente de conocimiento y sabiduría para el siglo XXI.

La primera idea clave de la UTOK es el sistema del árbol del conocimiento. Es una nueva teoría de la realidad y nuestro conocimiento científico de la misma que alinea cuatro planos de existencia (Materia, Vida, Mente y Cultura) con cuatro dominios de la ciencia (físico, biológico, psicológico y social). Vincula los cuatro planos con "puntos de articulación". Identifica la síntesis evolutiva moderna como el "punto de unión" entre la Materia y la Vida, y caracteriza a la Vida como un plano de existencia adaptativo novedoso y complejo. Luego hace la novedosa afirmación de que Mente y Cultura son dimensiones novedosas emergentes similares de complejidad conductual. E identifica dos nuevos “puntos de articulación”. Ofrece la teoría de la inversión conductual como el punto común de Life to Mind. Esto proporciona una metateoría de las ciencias de la mente, el cerebro y el comportamiento animal. Y ofrece la Teoría de los Sistemas de Justificación como el punto de unión de la Mente a la Cultura, explicando los procesos que resultaron en nuestra evolución de primates a personas. El resultado es una visión de la psicología científica que está conceptualmente a la altura de la tarea de definir eficazmente el comportamiento y los procesos mentales y de asimilar e integrar los principales paradigmas (es decir, evolutivo, conductual, cognitivo, humanista, psicodinámico y sociocultural) en una teoría general.

Aquí hay una descripción de la lógica de la visión del argumento, como se explicó en el primer artículo sobre la teoría en 2003.


9. Pensamiento y lenguaje

Decir que un objeto mental tiene propiedades semánticas es, paradigmáticamente, decir que es sobre, o verdadero o falso de, un objeto u objetos, o que es verdadero o falso simpliciter. Supongamos que pienso que la democracia está muriendo. Estoy pensando en la democracia, y si lo que pienso de ella (que está muriendo) es cierto, entonces mi pensamiento es cierto. Según RTM, tales estados deben explicarse como relaciones entre agentes y representaciones mentales. Pensar que la democracia está muriendo es simbolizar de alguna manera una representación mental cuyo contenido es que la democracia está muriendo. Desde este punto de vista, las propiedades semánticas de los estados mentales son las propiedades semánticas de las representaciones con las que se relacionan.

Los actos lingüísticos parecen compartir esas propiedades con los estados mentales. Suponga que yo decir que la democracia se está muriendo. Estoy hablando de democracia, y si lo que digo de ella (que está muriendo) es cierto, entonces mi expresión es verdadera. Ahora bien, decir que la democracia está muriendo es (en parte) pronunciar una frase que significa que la democracia está muriendo. Muchos filósofos han pensado que las propiedades semánticas de las expresiones lingüísticas se heredan de los estados mentales intencionales que se utilizan convencionalmente para expresar (Grice 1957, Fodor 1978, Schiffer 1972/1988, Searle 1983). Desde este punto de vista, las propiedades semánticas de las expresiones lingüísticas son las propiedades semánticas de las representaciones que son las relaciones mentales de los estados que se utilizan convencionalmente para expresar. Fodor ha argumentado de manera famosa que estos estados mismos tienen una estructura similar a un lenguaje. (Ver la entrada sobre la hipótesis del lenguaje del pensamiento).


Resumen de la historia de la psicología

Antes de la época de Wundt y James, los filósofos consideraban cuestiones sobre la mente. Sin embargo, tanto Wundt como James ayudaron a crear la psicología como una disciplina científica distinta. Wundt era un estructuralista, lo que significaba que creía que nuestra experiencia cognitiva se entendía mejor dividiendo esa experiencia en sus partes componentes. Pensó que esto se lograba mejor mediante la introspección.

William James fue el primer psicólogo estadounidense, y fue un defensor de funcionalismo. Esta perspectiva particular se centró en cómo las actividades mentales servían como respuestas adaptativas al entorno de un organismo. Al igual que Wundt, James también se basó en la introspección, sin embargo, su enfoque de investigación también incorporó medidas más objetivas.

Sigmund Freud creía que comprender la mente inconsciente era absolutamente fundamental para comprender el comportamiento consciente. Esto fue especialmente cierto para las personas que vio que sufrían de diversas histerias y neurosis. Freud se basó en el análisis de los sueños, los lapsus de la lengua y la asociación libre como medios para acceder al inconsciente. La teoría psicoanalítica siguió siendo una fuerza dominante en la psicología clínica durante varias décadas.

La psicología de la Gestalt fue muy influyente en Europa. La psicología de la Gestalt adopta una visión holística de un individuo y sus experiencias. Cuando los nazis llegaron al poder en Alemania, Wertheimer, Koffka y Köhler emigraron a Estados Unidos. Aunque dejaron atrás sus laboratorios y sus investigaciones, introdujeron a Estados Unidos en las ideas de la Gestalt. Algunos de los principios de la psicología de la Gestalt siguen siendo muy influyentes en el estudio de la sensación y la percepción.

Una de las escuelas de pensamiento más influyentes en la historia de la psicología fue el conductismo. El conductismo se centró en hacer de la psicología una ciencia objetiva mediante el estudio del comportamiento manifiesto y restando importancia a los procesos mentales inobservables. John Watson es a menudo considerado el padre del conductismo, y las contribuciones de B. F. Skinner a nuestra comprensión de los principios del condicionamiento operante no pueden subestimarse.

A medida que el conductismo y la teoría psicoanalítica se apoderaron de tantos aspectos de la psicología, algunos comenzaron a sentirse insatisfechos con la imagen que la psicología tiene de la naturaleza humana. Así, comenzó a afianzarse un movimiento humanista dentro de la psicología. El humanismo se centra en el potencial de todas las personas para el bien. Tanto Maslow como Rogers influyeron en la configuración de la psicología humanista.

Durante la década de 1950, el panorama de la psicología comenzó a cambiar. Una ciencia del comportamiento comenzó a regresar a sus raíces de enfoque en los procesos mentales. El surgimiento de la neurociencia y la informática ayudó a esta transición. Al final, la revolución cognitiva se afianzó y la gente se dio cuenta de que la cognición era crucial para una verdadera apreciación y comprensión del comportamiento.


¿Qué es la teoría cognitiva? (con imagenes)

La teoría cognitiva se basa en la premisa de que los pensamientos de una persona controlan sus acciones, su personalidad y, hasta cierto punto, sus circunstancias. Es un área de la psicología que contrasta fuertemente con la teoría del comportamiento, que establece que existe una interrelación entre los comportamientos de un individuo y su entorno físico. Algunos psicólogos fusionan las dos teorías para formar lo que se llama teoría cognitivo-conductual. Uno de los aspectos más controvertidos de la teoría cognitiva es la idea de que los patrones de pensamiento pueden alterar los trastornos graves del estado de ánimo.

La idea principal detrás de la teoría cognitiva es que un individuo se convierte en lo que piensa. Los comportamientos son el resultado directo de pensamientos internos, que pueden controlarse. La teoría pretende que los procesos y patrones de pensamiento se pueden cambiar si una persona aprende a reconocer y corregir tendencias destructivas. Por ejemplo, la personalidad y la identidad de una persona se pueden remodelar mediante la manifestación del pensamiento.

De hecho, algunos irían tan lejos como para decir que las circunstancias y los resultados de toda la vida pueden controlarse directamente a través del proceso de pensamiento. Según la teoría cognitiva, una forma de fomentar y desbloquear nuevos patrones de pensamiento es a través de la meditación. Se ha demostrado que los trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad, responden a formas cognitivas de terapia. Algunos expertos coinciden en que la terapia cognitiva es un método de tratamiento más eficaz que los antidepresivos solos.

En cierto modo, la teoría cognitiva es similar a los conceptos religiosos orientales, en particular a los que se encuentran en las enseñanzas budistas. Dichos como "pienso, luego existo" y "nos convertimos en nuestros pensamientos" son un reflejo de la teoría. Es la idea de que la expresión externa de una persona es el resultado de la expresión interna.

La teoría cognitiva comenzó a ganar fuerza en los años ochenta y noventa. Muchos recursos de autoayuda se basan en la idea de cambiar la vida y el estado de ánimo de una persona mediante un cambio en los patrones de pensamiento. Por ejemplo, la felicidad seguirá eludiendo a quienes piensan que son infelices o que no ven los aspectos positivos de sus situaciones. Las críticas a esta teoría giran en torno a la idea de que el proceso de pensamiento es demasiado complejo y abstracto para comprenderlo por completo.

Algunos podrían argumentar que el proceso de pensamiento de un individuo no solo está influenciado por sus propias percepciones, sino también por las percepciones de los demás en su entorno. La retroalimentación, especialmente la crítica, puede estimular pensamientos que están más allá del control de la persona que está en el extremo receptor. Si bien esa persona ciertamente puede intentar cambiar esos patrones de pensamiento y replantear la forma en que se procesan las críticas, esos patrones de pensamiento negativos pueden resurgir involuntariamente. Una crítica adicional de la teoría cognitiva es que es relativamente indefinida y difícil de aplicar a la población en su conjunto.


Resumen de la base teórica

Jean Piaget, uno de los investigadores más importantes en psicología del desarrollo del siglo XX, estaba principalmente interesado en la investigación de los procesos cognitivos y el desarrollo de las habilidades cognitivas en los niños. Según su enfoque, la capacidad que distingue a los seres humanos de todos los demás animales es el "razonamiento simbólico abstracto" (Huitt). Al observar a sus hijos y la forma en que llegan a conocer y desarrollar su pensamiento, Piaget elaboró ​​la teoría incorporando dos aspectos principales: la forma en que las personas llegan a conocer y las etapas generales por las que atraviesan en el camino del desarrollo cognitivo (Huitt).

Con respecto a la relación con la naturaleza o la crianza como el motor clave del desarrollo de los niños y niñas, Piaget, como biólogo, decidió confiar en la naturaleza y la maduración como fuerzas impulsoras del proceso de desarrollo. En otras palabras, de acuerdo con esta teoría, hay ciertas etapas basadas en la edad y tendencias de edad observadas en los niños en el proceso de desarrollo y jugando el papel clave (Bergin). En contraste con las teorías del desarrollo nativistas que toman la naturaleza como el principal impulso de desarrollo, la teoría actual percibe al ser humano como un participante activo del proceso de desarrollo y supone que un individuo construye las habilidades cognitivas basándose en la experiencia de su acción dentro del medio ambiente.

La teoría de Piaget & rsquos consta de tres bloques de construcción principales: esquemas, procesos de adaptación que permiten la transición entre las etapas y las etapas de desarrollo en sí mismas (McLeod).

Los esquemas, según Piaget, son las unidades elementales de conocimiento y comportamiento inteligente que se refieren a diferentes aspectos de la percepción del mundo (McLeod). En otras palabras, los esquemas son fragmentos de datos almacenados en el cerebro que le dan al ser humano una pista sobre las posibles reacciones a la información y los estímulos entrantes (Wadsworth). Así, Piaget implicó el aumento del número y complejidad de esquemas en el proceso de desarrollo mental (McLeod). Al ser un conjunto de representaciones mentales del mundo en la mente humana, los esquemas son el tipo de patrones de comprensión y respuesta a diversos entornos y situaciones. Las personas los almacenan durante su proceso de desarrollo y los aplican en caso de necesidad. En los bebés, podemos proporcionar una sonrisa cuando se les habla como ejemplo. Los esquemas son bastante simples en los bebés y gradualmente se vuelven más complejos con el crecimiento. Piaget supuso que incluso los recién nacidos poseían un cierto conjunto de esquemas o reflejos innatos, y ndash, mientras que los animales que poseen los mismos reflejos permanecen en el mismo nivel de desarrollo cognitivo a lo largo de sus vidas, y ndash, los esquemas innatos que poseen los bebés tienden a desarrollarse y crecer en cantidad (Huitt ).

El segundo aspecto de la teoría se ocupa de la adaptación. Según Piaget, el crecimiento intelectual (y el almacenamiento cada vez mayor de esquemas) se percibe como una forma de adaptación al mundo exterior. Para adaptarse al mundo, un individuo tiende a utilizar procesos de asimilación y acomodación (Huitt). La asimilación se refleja en la percepción de la nueva información y su fusión con esquemas y conocimientos ya poseídos, mientras que la acomodación tiene como objetivo cambiar el esquema ya existente para hacerlo funcionar con nuevos conocimientos. La asimilación se observa en el siguiente ejemplo proporcionado por Siegler: un niño de dos años vio a un hombre con la cabeza en negrita en la parte superior y el pelo largo a los lados y lo llamó & ldquoclown & rdquo (Siegler et al., 2003). Su padre explicando las diferencias entre el payaso real y el hombre al niño pequeño y corrigiendo así la concepción de un payaso en su mente es un ejemplo de acomodación (McLeod).

El tercer bloque de construcción de la teoría lo presentan cuatro etapas distinguidas del desarrollo de un individuo que comienza en el período neonatal y dura hasta la edad adulta. Estas etapas son sensitivomotoras, preoperacionales, operativas concretas y operativas formales.

La etapa de desarrollo sensoriomotor continúa aproximadamente de 0 a 2 años y obviamente se centra en los sentidos de un niño. En otras palabras, la etapa sensoriomotora dura hasta el momento de la adquisición del lenguaje (Tuckman). En esta etapa, se hace hincapié en el uso de la actividad motora sin utilizar símbolos (Madera). Como el conocimiento es considerablemente limitado en esta etapa, existe la necesidad de aprender mediante ensayo y error confiando en la experiencia y la interacción físicas. Por ejemplo, a los bebés se les puede dar un juguete, pero no lo ganan. No intentan encontrarlo si se lo quitan, ya que aún no se dan cuenta de que todavía existe.

La segunda etapa, preoperatoria, ocurre entre los 2 y los 7 años, entre la niñez y la primera infancia (Wood). En esta etapa se observa el desarrollo de las habilidades del lenguaje, la imaginación y la memoria. Los procesos de pensamiento están dominados por el egocentrismo y no son lógicos (Huitt). Los niños son capaces de establecer conexiones entre el futuro y el pasado, pero no pueden establecer relaciones lógicas complejas, analizar la información entrante y manipular símbolos. Con respecto al egocentrismo, se puede dar un ejemplo de un niño que cierra los ojos con las manos y piensa que se ha escondido de usted. Así, el niño piensa que si no ve a los demás, ellos tampoco lo ven a él.

La tercera etapa del desarrollo intelectual se conoce como la etapa operativa concreta que ocurre entre los 7 y los 11 años. El pensamiento se vuelve más lógico en este período al aumentar la capacidad de manipular símbolos. Además, el pensamiento se vuelve menos egocéntrico y aumenta la capacidad de considerar eventos externos (Wood).

La etapa final del desarrollo, según Piaget, comienza a los 12 años y dura desde la adolescencia hasta la edad adulta. En esta etapa, los adolescentes y adultos son capaces de operar símbolos y conceptos abstractos (Wood). La peculiaridad del pensamiento humano en este período se demuestra por la capacidad de pensar de manera sistemática, crear hipótesis y construir relaciones complejas de causa y efecto. Piaget afirmó que el desarrollo intelectual es un proceso que dura toda la vida, pero a medida que un individuo alcanza la última etapa, no se necesitan más estructuras nuevas más complejas. Así, el proceso de desarrollo posterior se refleja en el desarrollo de esquemas más elaborados que aparecen como resultado de la ampliación del conocimiento.


Integrar significa hacer todos los ajustes necesarios

Los distritos deben hacer todo lo posible para incluir a los estudiantes de educación especial en las aulas de educación general, y esto a menudo significa hacer arreglos y adaptaciones especiales que se adapten a las necesidades únicas de los estudiantes con necesidades especiales:

  • Materiales de aprendizaje especializados, como textos en letra grande o versiones en audio de libros de texto.
  • Acomodaciones en el aula como escritorios o proyectores especiales.
  • Asistentes adicionales en clase capacitados para ayudar a niños con discapacidades.
  • Pague el tiempo de terapia fuera de clase para mejorar las habilidades de socialización y comunicación del niño y llevarlo a un nivel adecuado para la clase.

Cada una de estas adaptaciones específicas, así como todos los demás aspectos de cómo se espera que el estudiante se adapte al salón de clases, están cubiertos en el Plan de educación individual (IEP). El IEP se personaliza para cada estudiante con una discapacidad en función de sus necesidades individuales y establece todos los detalles que los maestros y otros profesores deben saber.

La integración a veces funciona desde el primer momento, es decir, un niño con discapacidades limitadas puede pasar directamente a un aula regular con solo adaptaciones mínimas para el entorno general.Pero a veces se requieren cambios más importantes en la clase y en la forma en que se enseña.

Por ejemplo, muchos niños con TEA tienen sensibilidades sensoriales extremas, una condición conocida como trastorno del procesamiento sensorial. En casos extremos, esto puede requerir que se realicen cambios en el aula. Los colores brillantes, los ruidos fuertes o incluso los estímulos demasiado pequeños para que la mayoría de la gente los note, como el zumbido de las luces fluorescentes, pueden convertirse en una distracción dolorosa. En estos casos, puede ser necesario limitar las exhibiciones grandes y coloridas en el aula, o cambiar la iluminación para acomodar a un estudiante.

En otros casos, se proporcionan espacios seguros adyacentes al aula donde los maestros pueden enviar a estos niños si el entorno de clase regular se vuelve demasiado difícil de manejar.

De hecho, gran parte del éxito de la integración se basa en los maestros, quienes generalmente hacen la mayor parte del trabajo involucrado en la implementación del IEP. Esto significa estar al tanto del plan individual de cada estudiante y hacer todos los arreglos necesarios para que el plan entre en vigencia. Esto podría involucrar todo, desde pedir un escritorio especial (o ajustar la altura de un escritorio existente) para acomodar una silla de ruedas hasta usar métodos alternativos para comunicarse. En muchos casos, tampoco se trata de un solo alumno. Un solo maestro podría tener que lidiar con media docena de niños con discapacidades distintas y IEP únicos, cada uno de los cuales requiere adaptaciones diferentes.

Para aliviar esta carga, algunos salones de clases ordinarios son co-enseñados entre un maestro de educación general y un maestro de educación especial. Aunque cualquiera de los maestros puede trabajar con cualquier estudiante de la clase, el educador especial puede usar su capacitación en técnicas como el análisis de comportamiento aplicado para ayudar mejor a los niños con necesidades especiales cuando se encuentran con obstáculos.


Teorías y métodos de estudio de la psicología transcultural

La cuestión de cómo se puede estudiar la información sobre el funcionamiento psicológico de diversas poblaciones culturales y étnicas recorre la historia de la psicología intercultural como un hilo conductor. Una tradición se basa en la noción de Waitz de la & # 8220 unidad psíquica de la humanidad & # 8221 según la cual la psique humana es esencialmente similar en todas las culturas. La tradición tiene sus raíces en la Ilustración europea del siglo XVII al XIX, cuando filósofos como Hume y Kant enfatizaron la similitud básica del comportamiento humano a través de tiempos y culturas y la necesidad de investigación transcultural para identificar los principios que gobiernan esta universalidad. En la rebelión romántica contra la Ilustración (expresada en la obra de Rousseau y Herder, entre otros, se enfatizaron vastas diferencias en el funcionamiento psicológico de diferentes poblaciones culturales). Los intentos de comparar culturas no pueden sino involucrar aspectos periféricos del funcionamiento psicológico. La tradición no es comparativa y sostiene que las culturas deben entenderse & # 8220desde dentro & # 8221. El debate entre estos dos enfoques se ha repetido bajo varios disfraces. Los ejemplos incluyen la distinción entre universalismo y relativismo cultural. psicología intercultural y cultural, y enfoques éticos y emic (una terminología popular en psicología intercultural, basada en una distinción del lingüista Kenneth Pike). La distinción entre una perspectiva comparativa y no comparativa en antropología y entre el enfoque nomotético e ideográfico en la psicología convencional tiene raíces similares.

Objetivos del estudio de factores culturales en psicología transcultural

Se pueden discernir tres objetivos de los enfoques comparativos y no comparativos: (1) probar la aplicabilidad de las teorías y medidas (generalmente) occidentales en un contexto no occidental, (2) explorar el papel de los factores culturales ampliando el rango de variación de las variables culturales y (3) integrar la cultura en teorías y medidas para contribuir a una psicología verdaderamente universal. Estos objetivos tienen un orden temporal implícito. La psicología transcultural tiene en la actualidad suficiente ímpetu para concluir con confianza que se han dado pasos importantes hacia la realización del primer objetivo. Los instrumentos que cubren varios dominios psicológicos como la inteligencia, la personalidad y el comportamiento social se han administrado en estudios transculturales. Se ha demostrado repetidamente que los instrumentos desarrollados en los países occidentales son susceptibles a diversas fuentes de sesgo, y la susceptibilidad tiende a aumentar con la distancia cultural entre el autor del instrumento y los examinados. El segundo objetivo también ha sido bien estudiado. La psicología social proporciona muchos ejemplos de lo primero; hay amplias demostraciones de la influencia vital y no pocas veces descuidada del contexto cultural en el funcionamiento socio-psicológico.

Las omnipresentes diferencias transculturales en el dominio socio-psicológico sin duda se han sumado a su popularidad en la psicología transcultural. Uno de los ejemplos más conocidos de investigación transcultural dirigida al segundo objetivo fue el trabajo de Segall, Campbell y Herskovits sobre la susceptibilidad a la ilusión (1966). En un gran estudio intercultural, estos autores demostraron que en el entorno construido y con la apertura de la vista natural, la susceptibilidad a la ilusión se relaciona positivamente con la aparición de formas geométricas como rectángulos y cuadrados. Otro ejemplo es el marco ecocultural que se emplea con frecuencia para vincular aspectos psicológicos con características del entorno. En particular, se ha estudiado el estilo de recolección de alimentos, basado en una dicotomía de cazadores nómadas y recolectores de alimentos que viven en sociedades poco organizadas en regiones escasamente pobladas versus agricultores sedentarios que viven en sociedades muy unidas en regiones más densamente pobladas. Se han examinado varias diferencias psicológicas de estas sociedades, como los patrones de crianza de los hijos y el estilo cognitivo.

El segundo objetivo también se ha examinado desde una perspectiva no comparativa. Aquí se analizan dos enfoques. La primera es la psicología cultural, una subdisciplina relativamente joven. Está estrechamente relacionado con el construccionismo social y apunta a una comprensión profunda del funcionamiento psicológico mediante el estudio del comportamiento in situ, generalmente en una sola cultura. La cultura y la personalidad se toman para constituirse mutuamente en un proceso de influencias mutuas. La cultura se ve como un sistema de significados, y los estudios a menudo se centran en cómo los individuos adquieren gradualmente la perspectiva de una cultura. De acuerdo con la práctica común en antropología (etnografía en particular), se utilizan métodos de evaluación que imponen poca o ninguna categorización a priori de los datos, como entrevistas no estructuradas y grabaciones en cinta y video. Debido al interés en los procesos de aprendizaje, a menudo se emplean diseños diacrónicos (longitudinales).

Las psicologías indígenas proporcionan otro ejemplo de un enfoque no comparativo cada vez más popular para comprender la variación cultural. Es un nombre genérico para todos los tipos de psicologías que intentan superar las limitaciones de, en palabras sinha & # 8217s, & # 8220, las tendencias culturalmente ligadas y ciegas a la cultura de la psicología dominante & # 8221 (1997). Las psicologías indígenas se han desarrollado en diversas áreas, como América Latina, India, Japón y China. La necesidad de desarrollar una psicología indígena a menudo se desencadena por los hallazgos de que una aplicación no occidental de una teoría o instrumento occidental común no hace justicia a las especificidades del grupo no occidental. En varios grados de elaboración, estas psicologías intentan superar los sesgos occidentales en la teoría y la evaluación, apuntando en última instancia a mejorar la adecuación y aplicabilidad del conocimiento psicológico para estas áreas. Las psicologías indígenas aún no están lo suficientemente desarrolladas como para tener un efecto serio en la psicología occidental. Hasta la fecha, la integración de los hallazgos transculturales y las teorías de la psicología convencional, el tercer objetivo de la psicología transcultural, sigue siendo un desafío abierto.

Cuestiones metodológicas en psicología transcultural

La mayor parte de la base de conocimientos transculturales está relacionada con la prueba de la aplicabilidad de las teorías y medidas occidentales. En tales estudios, las características metodológicas tienden a requerir atención. Por tanto, no es sorprendente que la psicología intercultural se haya descrito como un método. Un buen ejemplo de tal preocupación es el muestreo de temas dentro de poblaciones culturales. Mientras que el antropólogo a menudo puede depender de un pequeño número de informantes que, debido a su experiencia, tienen buen acceso al conocimiento cultural de interés, como la taxonomía indígena de una flora en particular, el psicólogo transcultural generalmente se ocupa de las características psicológicas que varían sustancialmente entre los miembros de una población. El procedimiento de muestreo que se aplica entonces influye en la interpretabilidad de los resultados. Una comparación de dos muestras elegidas al azar es susceptible de problemas de interpretación: ¿Es la diferencia observada en el funcionamiento psicológico (p. Ej., En el locus de control) el resultado de una diferencia cultural subyacente o debido a diferencias de la muestra en características de trasfondo relevantes aunque no controladas, tales como factores socioeconómicos? estatus, género o educación?

Tres procedimientos de muestreo populares representan diferentes formas de abordar las características de confusión. El primero es el muestreo aleatorio o probabilístico. Supone una lista disponible de unidades elegibles, como personas u hogares. Si se aplica correctamente, tal muestra proporcionará una imagen adecuada de la población cultural. Sin embargo, las variables de confusión, que no se controlan en este enfoque, pueden desafiar la interpretación de las diferencias interculturales.

El segundo tipo es el muestreo emparejado. Una población se estratifica (por ejemplo, en niveles de escolaridad o estatus socioeconómico) y dentro de cada estrato se extrae una muestra aleatoria. Mediante un procedimiento de emparejamiento, se pueden controlar las variables de confusión, pero una muestra de este tipo puede representar de manera deficiente a toda la población. Esto último puede mejorarse aplicando ponderaciones estadísticas a las puntuaciones individuales (por ejemplo, cuando las personas con un alto nivel de escolaridad están sobrerrepresentadas en la muestra, estas puntuaciones obtendrán una ponderación menor que las de las personas con menos educación). El emparejamiento es apropiado cuando los grupos culturales no son muy diferentes con respecto a las variables de confusión, pero el procedimiento no puede corregir adecuadamente las variables de confusión cuando hay poca o ninguna superposición entre culturas (por ejemplo, comparaciones de alfabetizados y analfabetos).

El tercer procedimiento de muestreo combina el muestreo aleatorio con la medición de las variables de control y permite un control estadístico (post hoc) de las variables ambientales. La aplicabilidad de este procedimiento está limitada solo por los supuestos de la técnica estadística utilizada, por ejemplo, un análisis de covarianza asume coeficientes de regresión iguales de las variables de confusión en la predicción de una variable objetivo.

Los estudios transculturales también tienen que ocuparse del muestreo de culturas. Nuevamente, se pueden prever tres tipos de muestreo. El primero es el muestreo aleatorio. Debido al costo prohibitivamente alto de una muestra aleatoria de todas las culturas existentes, a menudo equivale a una muestra aleatoria de un grupo particular de culturas (por ejemplo, culturas circunmediterráneas). El segundo tipo de muestreo de cultivos que se observa con mayor frecuencia es el muestreo por conveniencia. La elección de culturas se rige entonces por consideraciones de disponibilidad y rentabilidad. En muchos estudios, los investigadores de diferentes países cooperan y cada uno recopila datos en su propio país. Las razones para elegir una cultura en particular se basan más en consideraciones sustantivas en el tercer tipo, llamado muestreo sistemático. Una cultura se elige deliberadamente debido a alguna característica, como en Segall, Campbell. y el estudio de Herskovits & # 8217s (1966) en el que las culturas se eligieron en función de las características del entorno ecológico, como la apertura de la vista.

La amplia experiencia con la aplicación de instrumentos occidentales (a menudo adaptados) en un contexto no occidental ha llevado a un conjunto de conceptos y prácticas recomendadas. Los conceptos centrales son el sesgo y la (in) equivalencia. Sesgo se refiere a la presencia de aspectos que amenazan la validez de una prueba o inventario, como elementos inapropiados, un estímulo está sesgado si no tiene el mismo significado psicológico en las culturas estudiadas. Por ejemplo, la aprobación del artículo & # 8220 [I] vi más televisión de lo habitual & # 8221, que forma parte de una lista de afrontamiento común, dependerá de la disponibilidad de electricidad y televisores, entre otras cosas. La equivalencia se refiere a las implicaciones del sesgo en la comparabilidad de las puntuaciones entre culturas.

Estudios multilingües en psicología transcultural

Los estudios transculturales suelen ser multilingües y se han desarrollado prácticas recomendadas sobre cómo se pueden traducir o adaptar los instrumentos. En un procedimiento de adaptación, se reescriben una o más partes para mejorar la idoneidad de un instrumento para un grupo objetivo. La mayoría de los estudios multilingües emplean los instrumentos existentes. Se realiza una traducción, seguida de una retrotraducción independiente y una comparación de la versión original y la retrotraducida, posiblemente seguida de algunas alteraciones de la traducción. Las retrotraducciones proporcionan una poderosa herramienta para mejorar la correspondencia de las versiones originales y traducidas que es independiente del conocimiento del investigador del idioma de destino. Sin embargo, no abordan todos los problemas. En primer lugar, las retrotraducciones dan prioridad a la reproducción literal, lo que puede dar lugar a un lenguaje forzado en la versión de destino que carece de la legibilidad y el flujo natural del original.

Un segundo problema tiene que ver con la traducibilidad. El uso de expresiones idiomáticas (p. Ej., El inglés & # 8220feeling blue & # 8221) o referencias a especificidades culturales (p. Ej., Días festivos específicos de un país) u otras características que no pueden representarse adecuadamente en el idioma de destino desafía la traducción-retro-traducción (y de hecho, todos los estudios en los que se traducen los instrumentos existentes). Cuando se pueden desarrollar simultáneamente versiones en todos los idiomas, se puede utilizar & # 8220decentering & # 8221. en el que no se toma como punto de partida un solo idioma o cultura, individuos de diferentes culturas desarrollan un instrumento de manera conjunta, lo que reduce en gran medida el riesgo de introducir referencias no deseadas a una cultura específica. Durante la última década ha habido una conciencia creciente de que las traducciones y adaptaciones requieren la experiencia combinada de psicólogos (con competencia en el constructo estudiado) y expertos en el idioma y la cultura local de la (s) cultura (s) de destino. En este llamado enfoque de comité, en el que se combina la experiencia de todas las disciplinas relevantes, generalmente no hay una verificación formal de precisión de la traducción. El enfoque de comité está muy extendido entre los grandes organismos internacionales como las Naciones Unidas y la Unión Europea, en los que los textos deben traducirse a muchos idiomas.

Estudios a nivel individual y nacional en psicología transcultural

Los estudios transculturales pueden comparar el funcionamiento psicológico en varios niveles de agregación, desde individuos hasta hogares, clases, escuelas, regiones e incluso países enteros. Con mucho, la mayoría de los estudios comparan individuos, mientras que más recientemente existe un interés creciente en las comparaciones a nivel de país. Con respecto a lo primero, se ha investigado mucho en el área de la inteligencia y el desarrollo cognitivo. Los análisis factoriales de las aplicaciones transculturales de las tareas intelectuales han proporcionado un fuerte apoyo a la universalidad del aparato cognitivo, y las estructuras factoriales que se encuentran en los grupos occidentales y no occidentales tienden a ser idénticas. Por otro lado, los puntajes promedio en las pruebas de inteligencia en particular difieren de manera bastante consistente entre los grupos culturales, y los individuos occidentales con frecuencia obtienen puntajes más altos que los no occidentales. La interpretación de estas diferencias fue y sigue siendo controvertida, y se han ofrecido razones no concluyentes, como el origen genético, los antecedentes ambientales y los artefactos de medición (la idoneidad diferencial del instrumento).

La teoría de Piaget también ha estimulado la investigación transcultural. Se ha encontrado que el orden de las etapas propuesto por Piaget es universal, sin embargo, la edad de inicio de cada etapa tiende a diferir, con más variación intercultural en la edad en las etapas superiores. La evidencia de la universalidad de la etapa más alta, el pensamiento formal-operativo, es débil, aunque la escasa aplicabilidad de las tareas formal-operativas en culturas particulares puede explicar, al menos en parte, esta observación. La evidencia de la antropología cultural basada en observaciones de comportamiento in situ apoya la universalidad del pensamiento formal-operacional.

En resumen, no hay estudios que refuten la universalidad de las características básicas del funcionamiento cognitivo, como los efectos de primacía y actualidad en la recuperación de la memoria a corto plazo, la capacidad de almacenamiento prácticamente ilimitada de la memoria a largo plazo, el logro de la conservación piagetiana y el razonamiento lógico. Sin embargo, el área de aplicación de ciertas habilidades cognitivas puede diferir entre culturas (y a menudo entre grupos profesionales dentro de culturas). Las culturas pueden basarse en un conjunto de & # 8220 bloques de construcción & # 8221 universales, como la memoria a largo plazo, pero el tipo de información que se almacena (por ejemplo, información escolar) puede variar considerablemente entre culturas.

La segunda línea de investigación intenta establecer la universalidad (o especificidad cultural) de ciertos rasgos o estructura de la personalidad en general. Eysenck & # 8217s modelo de personalidad de tres factores (estabilidad emocional, psicoticismo y extroversión) y más recientemente, el modelo & # 8220Big Five & # 8221 de personalidad (escrupulosidad, neuroticismo, extroversión, amabilidad y apertura), que se basa en psicoléxicos estudios, han sido objeto de investigación transcultural. A pesar de los problemas menores en ambas tradiciones (Eysenck aplicó un procedimiento estadístico para demostrar la estabilidad de los factores con un poder estadístico bajo, mientras que el quinto factor de los Cinco Grandes no siempre se pudo recuperar), la estructura de la personalidad entre los sujetos occidentales parece ser esencialmente universal. Sin embargo, algunos estudios no occidentales han señalado lo incompleto de los modelos occidentales de personalidad. Por ejemplo, en un gran estudio chino se encontró que un modelo occidental de personalidad no cubría aspectos que se utilizan con frecuencia en las autodescripciones, como el rostro y la armonía. El posible carácter incompleto de los modelos occidentales de personalidad apunta a una observación que se hace a menudo en la psicología intercultural: los aspectos universales del funcionamiento psicológico se pueden encontrar en un nivel bastante abstracto, mientras que un examen más detenido de un solo grupo (como en el caso de los chinos) estudio) apunta a la existencia de especificidades culturales no cubiertas por la estructura occidental.

Por razones obvias, las comparaciones basadas en puntajes de países no son numerosas, sin embargo, los pocos estudios a gran escala que se han informado han sido influyentes. La primera gran base de datos que contiene información sobre un gran conjunto de culturas fue Human Relations Area Files, publicado en la década de 1960 por George Peter Murdock, un antropólogo cultural. La base de datos contiene puntajes para muchas variables de cientos de sociedades (principalmente no industriales).El conocido problema de la calidad de los datos (las puntuaciones se obtuvieron de una amplia variedad de fuentes, desde antropólogos capacitados hasta misioneros, y a menudo no aplicaron criterios idénticos y con un acuerdo entre evaluadores desconocido) se compensa con creces por el tamaño de los datos. base y la oportunidad de comparar un amplio conjunto de culturas. La publicación de la base de datos ha iniciado una serie de publicaciones en curso.


Lingüística cognitiva


En lingüística y ciencia cognitiva, lingüística cognitiva (CL) se refiere a la escuela de lingüística actualmente dominante que considera que la esencia importante del lenguaje se basa de manera innata en facultades especializadas y desarrolladas evolutivamente, y busca explicaciones que avancen o encajen bien en la comprensión actual de la mente humana.

El principio rector de esta área de la lingüística es que el lenguaje creación, aprendizaje y uso debe explicarse haciendo referencia a conceptos relacionados con la cognición humana en general, los procesos mentales subyacentes básicos que se aplican no solo al lenguaje, sino a todas las demás áreas de la inteligencia humana.


¡Bienvenido!

Este es uno de los más de 2.400 cursos de OCW. Explore los materiales para este curso en las páginas vinculadas a la izquierda.

MIT OpenCourseWare es una publicación abierta y gratuita de material de miles de cursos del MIT, que cubre todo el plan de estudios del MIT.

Sin inscripción ni registro. Navegue libremente y utilice los materiales de OCW a su propio ritmo. No hay registro, ni fechas de inicio ni de finalización.

El conocimiento es tu recompensa. Utilice OCW para guiar su propio aprendizaje de por vida o para enseñar a otros. No ofrecemos crédito ni certificación por usar OCW.

Hecho para compartir. Descarga archivos para más tarde. Envíe a amigos y colegas. Modificar, mezclar y reutilizar (solo recuerde citar OCW como fuente).


Ver el vídeo: 10 SIGNOS o SEÑALES de GASLIGHTING Luz de Gas NARCISISTAS Y RELACIONES DE PAREJA. PSICOLOGÍA (Junio 2022).